Lisboa, Portugal - Unsplash
- Publicidad -

“Mi inspiración para mi nuevo álbum nació aquí, en Lisboa, en el Tejo Bar”, aseguró Madonna en su cuenta de Instagram.

En un bar de barrio lisboeta con taburetes de madera, un piano desafinado y guitarras colgadas de las paredes suena fado, morna de Cabo Verde, bossa nova brasileña o una delirante fusión de todo esto y más. En ello se inspiró Madonna para su nuevo álbum.

Seducida por esta mezcla musical la reina del pop creó una obra inspirada en las noches de Lisboa y los artistas que conoció en la capital portuguesa, donde en 2017 fijó temporalmente su residencia. Se titula “Madame X” y saldrá el 14 de junio.

- Publicidad -

Madonna se mudó a Lisboa para permitir a David Banda, uno de sus cuatro hijos adoptados en Malaui, entrar en la academia de fútbol del Benfica.

Su rutina de madre, que oscilaba entre el colegio y los entrenamientos de fútbol en una ciudad en la que no tenía amigos acabó deprimiéndola “un poco”, confesó la cantante de 60 años a la cadena musical MTV.

Al frecuentar la clientela del Tejo Bar, descubrió en Lisboa “un crisol de culturas musicales” en lo que fue la capital de un imperio colonial que incluía entre otros a Brasil, Angola y Mozambique.

 

Descubriendo artistas lisboetas

“Proponer un espacio que inspira a artistas como Madonna me llena de alegría”, declaró con orgullo a la AFP Mira Fragoso, una exactriz brasileña copropietaria del bar, escenario de encuentros improbables como el que tuvo lugar entre Madonna y un pianista brasileño de 33 años, Joao Ventura.

“Esa noche ella estaba sentada en un rincón”, recuerda el pianista. A petición de un amigo, tocó un tema de bossa nova al que incorporó la sonata Claro de Luna de Beethoven.

“Al día siguiente Madonna me llamó para decirme que le había gustado y me propuso acompañarla en una actuación en Nueva York…”, cuenta a la AFP el músico.

Lee: La lujosa casa que rentó Madonna en Marruecos para celebrar su cumpleaños

Durante una velada en la discoteca africana B.Leza, Madonna conoció a Blaya, una cantante y bailarina con el cuerpo cubierto de tatuajes y cuya canción “Faz gostoso” aparece en el nuevo álbum.

Vania Duarte, de 34 años, también se benefició de la visibilidad que Madonna dio a muchos artistas lisboetas. La cantante de fado de 34 años actuó varias veces para la artista en la Casa de Linhares.

Información AFP