Photo by Brianna Santellan on Unsplash
- Publicidad -

Una constante en el ser humano es conocer su pasado, las raíces y tradiciones que hoy lo colocan en la posición que ocupa. En los últimos años la tecnología ha ayudado para conocer ese pasado y eso ha repercutido en una búsqueda directa de esos lugares.

Gracias al examen de ADN, las personas pueden ubicar su origen, y con ello inicia una búsqueda que siempre termina en un viaje al lugar donde inició su historia. Esto, de acuerdo a un estudio que llevó a cabo Airbnb, en el cual lograron detectar que desde 2014 han aumentado en un 500% los “viajes al pasado”.

El examen de ADN ha aumentado en los últimos años en el norte del continente, y es precisamente en las ciudades donde más se práctica que se detecta el aumento en viajes en búsqueda de los antepasados.

- Publicidad -

Flygskam: los suecos están boicoteando los vuelos de avión

De acuerdo con la plataforma de renta de inmuebles, el 78% de los viajes son con un máximo de dos personas, por lo que infieren que se trata de viajes introspectivos o para compartir en pareja.

Airbnb detectó que la búsqueda de las raíces aumenta con la edad de los viajeros, y las personas mayores de 60 años son las que realizan más a menudo esos viajes. Se ha encontrado que los “viajes de ADN” coinciden con lugares famosos por la inmigración. Estados Unidos está al frente, seguido por Canadá y Australia.

Lee: ¿Tienes una relación a distancia? Esta es la solución

En cuanto a los mexicanos, el 61% de los encuestados buscaría viajar a Europa Occidental para comprender mejor su historia y cultura; 45% iría a Europa del Este y 44% a Centroamérica (existe la posibilidad de realizar más de un viaje).

En cuanto a la gente que se realiza una prueba genética, el 53% buscaba información sobre su ascendencia y pasado de su familia. Así que si lo que necesitas son razones para seguir viajando, intenta darle un vistazo a tu árbol genealógico y deja que sea él, quien te dirija a tu siguiente destino.