- Publicidad -

Viajar a Houston es llegar a una de las ciudades más deportivas de Estados Unidos. Sede de algunos de los equipos más tradicionales de las ligas profesionales más importantes, la ciudad texana es un paraíso para quienes gustan de ver y practicar algún deporte.

La gran tradición del beisbol vive en Houston gracias a sus Astros, y si bien el antiguo estadio Astrodome fue catalogado como la “octava maravilla del mundo”, el nuevo Minute Maid Park muestra un escenario digno de las Grandes Ligas.

- Publicidad -

El estadio está abierto todo el año pues se realizan visitas guiadas, no sólo al terreno de juego, vestidores y dugout, sino a las cabinas de transmisión de los comentaristas y la histórica estación de trenes Union, lugar sobre el cual se construyó el inmueble.

Lee: 3 hoteles de lujo con servicio exclusivo para tu mascota

Estar en Union Station es un viaje al pasado, pues dentro del estadio existe una locomotora antigua que recorre 244 metros, en la zona del jardín izquierdo, y que mantiene vivo el legado ferroviario de la ciudad.

A par del beisbol, Houston celebra y disfruta del futbol americano de la NFL, con uno de los estadios más impactantes, el NRG Stadium, hogar de los Texans y el único inmueble de rodeo con techo retráctil, una maravilla de la ingeniería.

Sede de conciertos, exhibiciones y eventos de distintas temáticas, el NRG Stadium es una parada obligada para el amante de los deportes gracias a sus tours guiados.

Para quienes gustan no sólo de ver sino practicar deportes, Houston ofrece la oportunidad de disfrutar actividades en distintos niveles, como en el Blackhorse Golf Club, que cuenta no sólo con un campo de 18 hoyos, sino con dos.

Considerado el campo público más hermoso de todo el estado, esta cancha es un paraíso gracias a los últimos nueve hoyos del South Course.

Lee: 90 restaurantes de California tienen estrellas Michelin

Para quienes gustan de la aventura, el Skydive Spaceland Houston brinda la oportunidad de elevar la adrenalina hasta el cielo. Literal. Abiertos todos los días (excepto navidad), ofrece saltos en paracaídas y skydiving, además de sesiones de entrenamiento y capacitaciones. Existen planes para todos los niveles, desde un primer salto en tándem, hasta saltos grupales para expertos.

Y después de vivir una experiencia que difícilmente se olvidará, Houston brinda la oportunidad de relajarse en alguno de sus múltiples “sports bars”, como el Beer Market Co., con sucursales en Studemont y en Midtown, donde sus pantallas nunca dejan de mostrar la emoción deportiva.

por Víctor Galván J.