Resi Kling/Unsplash
- Publicidad -

El verano ya está aquí y, con él, todos los viajes para escapar de la rutina y disfrutar unos días conociendo una nueva ciudad o descansando bajo en la playa. Para que al llegar al hotel tu única preocupación sea salir a disfrutar, te dejamos una guía práctica para saber qué llevar, qué evitar y qué empacar.

Un solo tono

Elige una gama monocromática y solo lleva prendas en esos tonos para que puedas hacer todo tipo de combinaciones (porque sabemos que siempre hay cambios en el itinerario y planes inesperados).

Unsplash

Adiós al lino

Sí es la tela de temporada, sí es muy fresca y se ve muy bien, pero se arruga con mucha facilidad. Si la puedes evitar o no quieres tener que planchar, lleva prendas de algodón. También lleva zapatos hechos con materiales que no se dañen si algún producto se derrama durante el viaje.

- Publicidad -

Lee: La nueva colección de equipaje de Longchamp llegó a México

 

Empaca al vacío

(Si quieres llevar lino, esto te interesa). Mete las prendas que puedan arrugarse en bolsas de tintorería para hacer un efecto al vacío y evitar las arrugas. Para alisarlas, colócalas en un gancho y acércalas a la regadera al bañarte. El vapor ayudará.

Andrew Neel/Unsplash

Entre compartimentos

Para quienes no acostumbran desempacar, el mejor consejo es dividir la maleta en secciones y reunir, en cada una, prendas y artículos similares para encontrarlos fácil y rápidamente.

Lee: Cómo pasar más rápido los controles de seguridad en el aeropuerto

Que todo entre

Si quieres ganar tiempo en el destino y no documentar, haz que todo entre en una carry-on. Al empacar, haz rollito la ropa y llena los zapatos con objetos y prendas pequeñas para ahorrar aún más espacio.