Unsplash
- Publicidad -

¿Eres esa persona que presiona el botón para cerrar las puertas del elevador cuando alguien se acerca?, ¿pretendes recibir una llamada cada vez que se acerca una plática superficial?, ¿abandonas tu celular por largos periodos de tiempo porque estás cansado del ritmo de vida digital? Si tus respuestas fueron positivas presentas un cuadro de odio a la humanidad. Acéptalo, vívelo y comienza a planear uno de estos viajes para descansar de todos aquellos que te rodean.

Retiro de silencio y oscuridad

Unsplash

Imagina pasar dos semanas en absoluto silencio, sin la amenaza latente de que alguien, de pronto, quiera hablarte. ¿Te parece un paraíso? Visita Hridaya Yoga en Oaxaca. Aquí podrás elegir encontrar un tipo de retiro muy particular, porque tienes la opción de hacerlo en total oscuridad. Hay distintas duraciones y, además de no hablar, tendrás prohibido tener cualquier tipo de contacto visual.

Noches en medio del bosque

Soren Larsen

Ocultas en los bosques de Dinamarca, existen nueve cabinas diseñadas para los amantes de la aventura, los defensores de la naturaleza y ¿por qué no? quienes buscan hacer algunos viajes para descansar del resto de la humanidad. En Lovtag, cada cabina está construida a una altura de 8 metros del suelo, aproximadamente, y reúne una habitación, cocina, sala interior, rooftop y una regadera al aire libre.

- Publicidad -

Lee: Albercas espectaculares en medio de paisajes naturales

Caminata en el extremo del mundo

Unsplash

Ubicadas entre Noruega y el Polo Norte, las islas Svalbard marcan el punto más septentrional de Europa. Su acceso es tan complicado, que se mantienen como un paraíso prácticamente virgen, apenas poblado por renos y osos polares. Verano es el mejor momento para visitarlas gracias a sus noches blancas, en las que el Sol no llega a desaparecer nunca del horizonte.

Vacaciones en el fin del mundo

O Semáforo de Fisterra

La Costa da Morte, en Galicia, fue considerada durante miles de años el fin del mundo: el punto exacto en donde la tierra terminaba y no quedaba más que mar. Hoy sabemos que eso no es cierto, pero este sigue siendo un lugar bastante recluido y su hotel O Semáforo de Fisterra es ideal para pasar unos días disfrutando los paisajes naturales que lo rodean en soledad.

Lee: Hoteles diminutos alrededor del mundo

Hospedaje para uno

Si recluirte en tu habitación sin hablar con los demás huéspedes no te parece suficiente, puedes optar por un hotel solo para ti. En medio del bosque que rodea al lago Immeln, en Suecia, el Vipp Shelter ofrece una casa de acero de 55 m2 con un cálido interior, ideal para pasar unos días lejos de la humanidad.