- Publicidad -

El antiguo puerto de Haifa es diverso y fascinante. Por ello nos dimos a la tarea de buscar los cuatro lugares que harán de tu visita en Haifa, una experiencia inolvidable.

La Cueva Del Profeta Elías

Cristianos, musulmanes y judíos de todos los rincones del mundo confluyen ante la ermita y frente a la cueva. Está ubicada en el monte Horeb, desde donde San Elías escapó de la persecución.

Los Jardínes Del Bahaí

- Publicidad -


En 2016, los jardines colgantes que descansan sobre 19 terrazas amplias, recibieron a 750,000 visitantes. El santuario del Bab alberga los restos de Siyyid Ali Muhammad Shirazi, fundador de la religión Bahai.  Mismo que se levanta al centro del jardín rodeado de cascadas, ríos, pequeñas estatuas y jardines florales. Cada uno de ellos divide las terrazas y animan el recorrido de casi un kilómetro desde el punto más alto y la Colonia Alemana.

Acre

Al norte de Haifa, se conserva una de las ciudades más antiguas que sobreviven en el mundo. Tal que se calcula que en el siglo XVI antes de Cristo, Acre (o Akko) ya estaba poblada. Su mayor atractivo es, naturalmente, la parte más antigua de la ciudad. Ya que se extiende en torno a su legendario fuerte. Además de que la construcción comprende mercados, callejones y un sistema de túneles. Resultado de la herencia que dejaron los soldados cruzados que hicieron del puerto su hogar.

Museo Israelí de Ciencia, Tecnología y el Espacio

MADETECH

El museo, albergado al interior de un edificio de 1912 construido por Alexander Baerwald. Presenta diferentes exposiciones científicas: algunas temporales y otras permanentes. Aunque todas, perfectas para los niños. En su mayoría, las más de 20 exhibiciones son interactivas. ¡Incluyen proyecciones 3D, juegos y laboratorios para todas las edades!