- Publicidad -

El antiguo Palacio Ciofi Jacometti, en el corazón de Florencia, fue restaurado respetando su arquitectura y sus frescos originales para albergar el Relais Santa Croce, una excepcional residencia de Relais & Châteaux de gran encanto e intimidad que se encuentra ubicada a tan sólo unos pasos de los principales monumentos y atractivos de la ciudad.
La propiedad cuenta con 24 espléndidas habitaciones y suites, en la cual se conjugan mobiliario de época y diseño contemporáneo, detalles elegantes y acabados suntuosos. Sus huéspedes tienen asegurada una grata estancia, pues el servicio atento y altamente cualificado les hará sentirse enormemente acogidos en una residencia privada, además cuenta con excelente vista a la Basílica de Santa Croce y el Duomo.


En el restaurante Guelfi e Ghibellini los comensales pueden disfrutar la cocina clásica
del lugar a cargo del chef Niccolò De Riu, quien combina hábilmente tradición e
innovación en los ingredientes básicos de la culinaria italiana para crear exquisitos
platillos. Además, es posible degustar los mejores vinos de la región en una exclusiva
cata dirigida por el Jefe Sumiller del resort.
Para complementar una gran estancia, la exclusiva propiedad ofrece una serie de
actividades como: equitación, golf, bicicleta y hammam, para recreación de sus
huéspedes. Relais Santa Croce no solamente es ideal para visitarlo en pareja, sino con la familia e incluso, también puede ser reservado en su totalidad por grupos de incentivos, bodas y reuniones especiales. El maître de maison, Marco del Lama, asegura que cada
visitante experimentará “el estilo de vida de un príncipe florentino”.

 

- Publicidad -