(Photo by Hauke-Christian Dittrich/picture alliance via Getty Images)

Ernesto Augusto, Príncipe de Hannover, vendió el Castillo de Marienburg por la increíble cantidad de lo que serían 23 pesos mexicanos, aproximadamente. Difícil de creer, sobre todo cuando admiramos la belleza de la histórica construcción.

Y aunque pareciera increíble, esto pasó en una ciudad Alemana, y al final se descubrió que  este preció no era tan exagerado como lo pensamos. La gran razón del regalado precio fue debido a los elevados y casi inconsteables precios de mantenimiento.

La realidad es que se requieren al menos 30 millones de euros para su restauración. De hecho, algunos expertos aseguraron que se necesitan al menos 60 millones.

- Publicidad -

Lee: 6 consejos para hacer el viaje de tu sueños lo antes posible

¿Quién la compró?

La empresa Llemak Immobilien fue la que adquirió la propiedad con 135 habitaciones.

“Ha sido una decisión de gran importancia parra mi familia. Hemos encontrado una buena solución que permitirá que el palacio y su inventario puedan conservarse para el público”, declaró el miembro de la realeza.

Desde 2005, Augusto se ha dedicado a vender tesoros históricos de su vivienda para poder restaurarla.