- Publicidad -

La reina Isabel II y su familia celebran la Navidad casi como cualquier familia; se dan regalos y van a la iglesia, por ejemplo, pero aquí te contamos otros detalles que no todo el mundo conoce.

El sitio perfecto

Esta familia real tradicionalmente pasa Navidad y Año Nuevo en Sandringham House, la finca de la reina en Norfolk. Durante los años 70, cuando los hijos de Isabel II eran pequeños, celebraron muchas Navidades en el Castillo de Windsor, pero desde 1988, cuando el lugar estaba siendo remodelado, la festividad regresó a Sandringham.

Sobre el arbolito

El Palacio de Holyrood, en Edimburgo es el escenario donde de pone el árbol real de Navidad aunque se ponen más en otras sedes de la familia. Como tradición se cree que la reina Charlotte, consorte de Jorge III, presentó el árbol de Navidad a la familia real. Después, a la reina Victoria y el príncipe Alberto, su esposo, les fascinó la idea y la costumbre de ponerlo ayudó a difundir la popularidad en el país. Actualmente, la reina y los miembros de su familia dan los toques finales a su árbol de Navidad, en algunas ocasiones.

The Royal Family

Entre regalos y tarjetas

- Publicidad -

En esta parte, la familia real tiene sus propias reglas, pues coloca sus regalos en mesas e intercambia sus regalos a la hora del té, todo esto en la víspera de Navidad.

La reina y su esposo, Felipe, duque de Edimburgo, principalmente, continúan una tradición que últimamente ya no se realiza tanto a nivel general: enviar tarjetas. Ambos mandan alrededor de 750, que generalmente incluyen una foto de familia. La tarjeta está firmada con “Elizabeth R” (R de Regina) y “Philip” y tiene sus figuras oficiales.

Lee: Estas son las tradiciones más arraigadas de las bodas reales

Los principales destinatarios The Royal Christmas Card son su familia, amigos y miembros de The Royal Household, es decir, familias que trabajan con su majestad, que también reciben regalos de parte de ella. Algunos los reciben de mano de ella, como los que trabajan en el Palacio de Buckingham y en el Castillo de Windsor.

Otros receptores de la tarjeta navideña pueden ser primeros ministros, gobernadores y comisionados generales de Gran Bretaña y la Commonwealth. El duque de Edimburgo tiene otras 200 tarjetas enviadas en Navidad a diferentes regimientos y organizaciones cercanas a él.

The Roya Family

Hora de dar gracias

Isabel II y otros miembros de la familia real asisten al servicio de la mañana del día de Navidad en Santa María Magdalena, en Sandringham , una iglesia rural que era frecuentada por la tatarabuela de la reina, la reina Victoria, y que data del siglo XVI.

Postre delicioso

A fin de continuar con la tradición de su padre, el rey Jorge VI y su abuelo, Jorge V, la reina entrega pudines de Navidad a su personal. Se hacen alrededor de mil 500 pagados por ella a través de Privy Purse (su fondo de ducado de Lancaster para gastos) y se distribuyen entre el personal de los palacios, el personal de la Oficina de Correos y la policía de palacio. Cada pudín está acompañado por una tarjeta de felicitación de Isabel II y su esposo.

Tiempo de dar

Isabel II entrega dinero cada Navidad a varias organizaciones benéficas en Windsor y también entrega árboles de Navidad a la Abadía de Westminster, la catedral de St. Paul, la catedral de St Giles y el Kirk Canongate en Edimburgo. Las iglesias y escuelas en el área de Sandringham también reciben un árbol de su majestad.