Praga es, sin duda, una de las ciudades más bellas del mundo. Hay una cierta magia en el aire que fluye sin esfuerzo a través de la Plaza de la Ciudad Vieja, hacia el Puente de Carlos, sobre el Vltava y hasta las torres más altas del Castillo de Praga.

La ciudad se presenta ante nosotros como un lugar cambiante, al cual le gusta alternar estilos: es romántica y caótica, antigua y moderna, pero sobre todo es una ciudad cosmopolita y encantadora.

- Publicidad -

Más de mil años de construcción han dejado joyas arquitectónicas en Praga que millones de visitantes admiran cada año, entre ellas el Castillo de Praga, el Puente de Carlos, la Plaza de la Ciudad Vieja con el reloj astronómico de Praga y el Barrio Judío. Desde 1992, el extenso centro histórico de Praga ha sido incluido en la lista de la UNESCO de Sitios del Patrimonio Mundial. Basta con perdernos entre sus calles para entender por qué la gente ha dicho que es una de las ciudades históricas más bellas del mundo desde la Edad Media.

Lee: Ofrecen $200,000 pesos a familias que quieran mudarse a Italia

Praga es a veces conocida como ‘el corazón de Europa’, así como ‘la madre de las ciudades’. Sobrevivió casi intacta la Segunda Guerra Mundial: el centro medieval de Praga sigue siendo una maravillosa mezcla de calles empedradas, patios amurallados, catedrales e innumerables chapiteles de iglesias a la sombra de su majestuoso castillo del siglo IX.

Four Seasons Hotel Prague

En el corazón de este fascinante destino se alza el elegante Four Seasons Hotel Prague; siglos de maravillas llenan sus muros, permitiéndonos trazar la historia de la ciudad desde la época barroca hasta la época neoclásica. Este lujoso hotel es un portal a experiencias vibrantes e inesperadas que reflejan el verdadero alma de la ciudad.

El Four Seasons consta de tres estructuras históricas de los períodos barroco, neoclasicista y neo-renacentista, los cuales han sido restaurados e unidos. El complejo de techo rojo se encuentra al borde del río Moldava y está a solo unos pasos del famoso Puente Gótico de Carlos.

Las elegantes y románticas habitaciones del hotel están decoradas en una variedad de estilos y paletas de colores, con tapices, columnas de mármol y maravillosas vistas. Recientemente Pierre-Yves Rochon, reconocido mundialmente por sus premiados ambientes interiores para hoteles, residencias privadas y restaurantes, remodeló las habitaciones, suites y el vestíbulo del hotel, actualizando el diseño original de Frank Nicholson. El clásico Four Seasons se mantiene, no obstante, con su aire atemporal y elegante.

En la ubicación más deseable de esta ciudad de cuento de hadas, a orillas del río Vltava, descubrimos un enclave extraordinariamente tranquilo, inmerso en el vibrante casco antiguo. Entrelazando siglos de arquitectura con lujo moderno, Four Seasons nos conecta con la Praga más auténtica. Historia, cultura y un toque de romanticismo intangible hacen de la impactantemente bella ciudad de Praga un destino infinitamente encantador.

 

Por Alexis Beard