Cortesía Museo Reina Sofía
- Publicidad -

Dentro de El Retiro, el parque urbano de Madrid, se encuentra una inmensa estructura de metal y vidrio rodeada por árboles tan altos como ella. Adentro, reúne las exhibiciones artísticas contemporáneas más atractivas de la ciudad.

El Palacio de Cristal fue construido en 1887 con la idea de que fuera un invernadero de plantas de las Islas Filipinas que pudieran sobrevivir al invierno de Madrid. Hoy, es una sala de exposiciones dependiente del Museo Reina Sofía.

Por su construcción, con techos elevados y columnas angostas, el espacio es amplio y limpio. Gracias a las paredes transparentes, este está siempre iluminado de manera natural, y el gran tamaño permite que las obras se puedan ver desde todos los ángulos, sin interrupciones.

Cortesía Museo Reina Sofía
- Publicidad -

Una de las exposiciones más impresionantes que ha tenido el palacio fue ‘Invisibles’, de Jaume Plensa. Para esta, el artista creó tres esculturas masivas con mallas de acero que dibujaban tres caras en el aire, sin tapar los rayos de sol que naturalmente entran por las paredes de cristal.

Lee: Visita culinaria en el Museo Nacional del Prado

Cortesía Museo Reina Sofía

Otro proyecto que llamó mucho la atención fue ‘Registros de tránsito solar’, de la artista Rosa Barba. En este, creó una instalación de cristales que registraban la luz solar entrando por las paredes y la reflejaban los rayos de colores en el espacio.

Lee: Si viajas a Madrid, estos son los museos, restaurantes y terrazas que debes visitar

Cortesía Museo Reina Sofía

La exposición actual, ‘Cuatro Moldes’, corre a cargo de Charles Ray y consta de cuatro esculturas realistas, en blanco, que sorprenden por la calidad de los detalles. Esparcidas por el espacio, las piezas pueden analizarse desde cualquier ángulo y distancia. Y esta, como todas, es gratuita.