Kohlmarkt street in center of Vienna, Austria
- Publicidad -

Ubicada a orillas del Danubio, es una ciudad para caminar, ordena un café al estilo vienes y degustar una de sus alucinantes tartas.

Viena es antigua y moderna, el mejor ejemplo de esto lo puedes ver mientras vas por la Plaza de San Esteban donde está la catedral de estilo gótico del mismo nombre, justo frente al edificio Haas-Haus que luce una fachada de cristal postmoderna. Si puedes sube a la catedral y admira desde el punto más alto todo el cuadro antiguo.

Arte e historia Austriaca

Dirige tus pasos al Palacio Imperial que exhibe colecciones de arte tan importantes como las que podrás observar en los recintos del Museo Albertina, más de 60 mil dibujos y un millón de grabados, o sea, que posee la colección gráfica más grande del mundo. Otra de las bondades que tiene este museo es que en su restaurantes DO & CO se puede observar cómo los Chef preparan lo que más tarde podrás probar, es una buena opción para considerar a la hora de la cena.

- Publicidad -

El siguiente punto del tour es el Museo Liechtenstein con una colección de arte del Príncipe de Liechtenstein que suman 200 cuadros, esculturas y objetos de las cámaras de arte principescas en el lugar de exposición original. Además de la colección más grande de Rubens, obras de Rafael, Rembrandt y Hamilton.

Lee: Reglas de etiqueta que debes seguir al visitar un museo 

Otra opción es el Museo de Sisí, que está justo en el Palacio Imperial y que expone la vida de la emperatriz Elisabeth, esposa del emperador Francisco José I, y sus objetos personales como vestidos y hasta la posibilidad de accesar al que fuera el salón de la Corte de la emperatriz. De hecho en el Palacio Imperial se guarda la corona de los Habsburgo y podrás recorrer algunos de sus pasillos y salas llenas de los muebles de la época.

Le apuesta al futurismo

Ya dijimos que Viena es la ciudad que logra combinar su tradición con los nuevos tiempos. Es decir, la propuesta actual que no olvida nunca sus raíces. El Museums Quartier o el Barrio de los Museos, ilustra muy bien este concepto. Este recinto es uno de los más grandes del mundo. Aquí está la juventud y la mejor descripción de la actual sociedad vienesa. En medio de las que fueran las caballerizas de la corte, están esos edificios que los nuevos arquitectos y diseñadores han llamado Orther & Orther y que no es más que una apuesta al futurismo.

Uno de esos ejemplos es el Museo Leopoldo famoso por tener la colección más grande de cuadros de Schiele, de hecho, el nombre del recinto es por el coleccionista que, si tienes oportunidad de topártelo durante tu visita, te contará algunas de las anécdotas de la vida de Schiele.

Lee: Descubriendo el Palacio Gritti en Venecia

Tendencias Gourmet

El Mercado Naschmarkt, es el mejor de la ciudad. Actualmente es frecuentado por los gourmets más destacados de Viena. Es un corredor de frutas, verduras y carne multicultural. Mejor si los visitas un sábado, día en que se extiende una cuadra más el mercado con stand de ingredientes exóticos provenientes de Asia y Africa por lo que se ha convertido en el paradigma de la escena gastronómica vienesa.

Compras

Sumán 20 mil tiendas y la zona que lo tiene todo para el amante del shopping es la Karntner Strasse, Graben y Kohlmarkt, así como la Rotenturmstrasse. Aquí encuentras joyerías, casa de antigüedades y boutiques de moda con diseños locales.

¿Dónde dormir?

Hotel Imperial. Kaerntner Ring 16.

Más del destino en: www.viena.at