Berlín, Germany (Photo by Sean Gallup/Getty Images)
- Publicidad -

La reina Isabel no sólo es la monarca con el reinado más largo del mundo, sino que también es una de las más viajadas. De hecho, ella ha visitado 116 países durante su época como reina. Pero, a diferencia de su nieto, el príncipe Harry, a quien hemos visto viajar en vuelos comerciales, la Reina siempre vuela con estilo.

Los miembros de la realeza sólo viajan en vuelos comerciales para sus vacaciones personales. Es por eso que puedes ver a Harry en algunos vuelos para sus juegos de polo o a su esposa, Meghan Markle, en una visita a Los Ángeles. Sin embargo, si vuelan para una visita oficial de estado, pueden volar en un avión privado. Eso es porque hay una cantidad fija de dinero de los contribuyentes británicos que se reserva para tal evento. Y al parecer, la reina nunca viaja por placer, solo por negocios.

De acuerdo con The Points Guy, la reina generalmente alquila aviones de British Airways para sus visitas oficiales. A modo de ejemplo, está su viaje de 2011 a Australia, donde contrató un Boeing 777 de British Airways para el viaje con su esposo, el Príncipe Phillip.

- Publicidad -

Lee más Conoce el sendero de ciclismo que visita cinco países de Europa

Más allá de los 777, la reina ha usado el Concorde en el pasado. La Reina incluso tiene el derecho de solicitar un avión militar para cualquiera de sus viajes autorizados por el estado. Como explicó The Points Guy, la Reina tiene derecho a utilizar el Airbus A330 especialmente convertido, operado por la Royal Air Force para sus viajes. Ese avión, agregó, también es utilizado a menudo por el Primer Ministro británico y otros altos funcionarios gubernamentales.

North Wales (Photo by Chris Jackson – WPA Pool/Getty Images)

Sus elegantes viajes no se detiene una vez que ella aterriza. Más allá de los aviones privados, la reina también puede viajar en tren privado. El experto real Robert Jobson le dijo a The Express: “Por supuesto, a los 92, 93 años del próximo cumpleaños, no está haciendo más vuelos de larga distancia. Ella voló en 2015 a Alemania en un jet privado. Pero la realidad es que usan mucho el tren real. Ella tiene días libres y todavía los usa lo mejor que puede “.

Lee más: Esta isla en el Golfo Pérsico podría ser tuya

El privilegio que todo querríamos tener

Pero espera, la reina tiene una privilegio de viaje más impresionante: nunca tiene que viajar con un pasaporte, incluso cuando visita países extranjeros. Eso es porque ella es la que los emite. En caso de que nunca te hayas dado cuenta, en la primera página de todos los pasaportes británicos se lee: “El Secretario de Estado de Su Majestad Británica solicita y exige, en nombre de Su Majestad, a todos aquellos a quienes corresponda permitir que el portador pase libremente sin dejar ningún obstáculo y proporcionar al portador la asistencia y protección que sean necesarias “.

Entonces, ahí lo tienen. La Reina puede viajar en avión privado, tren y automóvil sin pasaporte cuando le plazca. Y realmente, si alguien lo merece, sería una monarca que nunca para de viajar.