(Photo by Martin BUREAU / AFP)
- Publicidad -

En la búsqueda constante de un medio de transporte urbano limpio, las pruebas de prototipos que puedan ayudar a conservar el planeta han comenzado.

Así fue como un primer prototipo de este nuevo estilo de taxi fue probado sobre el río Sena. Sin embargo otras pruebas se están llevando a cabo en Ginebra, Miami, Saint-Tropez, y Mónaco. Pero París es el proyecto más avanzado hasta ahora. 

Los taxis acuáticos “voladores”, están siendo sometidos a una nueva batería, tras estas pruebas se planea abrir el servicio al público prevista para la primavera de 2020.

- Publicidad -

Lee: La joven sueca que lucha contra el cambio climático viaja a NY en un velero cero emisiones

Serán conocidos como “Sea Bubbles“, y seguramente serán todo un hit el próximo verano. Durante las pruebas, estas embarcaciones aerodinámicas blancas, sobrevolaron el río Sena a una velocidad de hasta 30 km/hora, flotando a unos 50 centímetros sobre el agua.

(Photo by Martin BUREAU / AFP)

Trayectos más rápidos 

Para tener una idea más clara de su velocidad, tomó sólo unos minutos llegar desde la Torre Eiffel, en el oeste de París, hasta la catedral de Notre-Dame.

Las maravillas de este medio de transporte es que no hace ruido ni olas y tampoco emite CO2. Es similar a un hidroala, con láminas de fibra de vidrio que se despliegan para elevarlo en el aire cuando alcanza cierta velocidad y es alimentado por baterías eléctricas.

Flygskam: los suecos están boicoteando los vuelos de avión

(Photo by Martin BUREAU / AFP)

Este taxi, que parece una versión náutica del coche DeLorean en “Regreso al Futuro”, es una idea del navegante francés Alain Thebault.

“Todo parece indicar que podremos comenzar a operar nuestros Bubble Taxis en el primer trimestre de 2020”, declaró el presidente general de Sea Bubble, el sueco Anders Bringdal.