- Publicidad -

Con su espectáculo en la Riviera Maya, Cirque du Soleil rinde un emotivo tributo a México: en la mirada de los artistas que le dan vida, se guarda la historia de un país gobernado por la magia.

Inaugurado en noviembre de 2014 al interior del complejo turístico de Vidanta en la Riviera Maya, Joyà fue el primer espectáculo permanente de Cirque du Soleil fuera de Estados Unidos. Joel Bergeron, quien había participado en otras producciones de la empresa canadiense, como Saltimbanco, Dralion y Love, fue el elegido para dirigir el homenaje circense a México. Su primera tarea fue trazar la identidad de sus personajes principales.

- Publicidad -

Las aventuras de M. Zelig, una suerte de científico que conjuga las obsesiones de un botánico con las del alquimista, y Joyà, su sobrina, quien viaja a la península de Yucatán para pasar una temporada junto a él, dependen de la capacidad histriónica de sus actores para que la historia –una sucesión de eventos inconexos que recrean, con ligereza, escenas legendarias de la historia de nuestro país– no se pierda detrás de los números de trapecio, contorsionismo, juegos Icarianos y trampolín que guían la frágil narrativa.

“JOYÀ ES UNA VERSIÓN DE MÉXICO EN DONDE LO REAL SE CONFUNDE CON LO IMAGINARIO Y LO IRREAL SE VUELVE FANTÁSTICO”.