Jorge Marín es uno de los mayores exponentes del arte contemporáneo figurativo en México. Su carrera ha sido multifacética, lo que le ha permitido abarcar distintas disciplinas y trabajar con diversos materiales, en esta ocasión usó la plata para crear una pieza única para TANE.

La Tríada, nombre que lleva su obra, simboliza “un instrumento de búsqueda del ser humano e integro el perro a la obra como su fiel y digno compañero de aventuras”, explica el escultor, quien usó al Xoloitzcuincle como fuente de inspiración para  preparar su más reciente obra en la que yacen tres perros sobre una balsa de 35 centímetros de ancho. Se realizarán solamente 24 reproducciones, y una de esas piezas se subastará a favor de Malix Fundación Pro Animal.

- Publicidad -