- Publicidad -

La culinaria mexicana es reconocida por sus profundos sabores, estos se fusionan en perfecta armonía con la fuerza aromática de los viñedos franceses que dan vida a los excepcionales tête de cuvée de Armand de Brignac.

El maridaje ha tomado un importante papel en la mesa hoy en día, donde la tradición de la cava y las recetas ancestrales se reúnen para complementarse.

- Publicidad -

La familia Cattier, respaldado por trece generaciones de vitivinicultores de la región de Montagne de Reims, se complace en ofrecer vinos de inigualable calidad para hacer una unión perfecta con los platillos del país.

El emblemático Champagne Armand de Brignac Brut Gold, se puede maridar a la perfección con frutos del mar de la Península del Pacífico y el Mar de Cortés y con la crujiente frescura de las hojas verdes.

El Brut Gold, cuyo jugo se compone por uvas chardonnay, pinot noir y pinot meunier; para armonizar con un postre de ciruelas en salsa de naranja y cuyo fruto principal es cultivado en los campos de Michoacán, Puebla, Veracruz, Chiapas y Jalisco.

El extraordinario Blanc de Noirs Assemblage Two de Armand de Brignac, es el acompañamiento sugerido para platillos originarios de Chihuahua y Sonora.

Cada botella, elaborada a mano con un acabado metalizado y etiquetas en pewter francés, es resguardada en su propia caja de madera lacada. Durante su proceso, que consiste desde el prensado de la fruta y hasta el envío de la botella desde las bodegas en Francia, un equipo altamente calificado, de sólo 18 personas, entra en contacto con la botella de Armand de Brignac. El resultado es un tête de cuvée de lujo y artesanía inigualables.