Foto: Savio Felix

Sus canales bordeados por flores enriquecen el paisaje, sus estrechos callejones se llenan de color con los mercados y, en sus plazas abiertas, construcciones históricas comparten espacio con propuestas innovadoras. En Ámsterdam, historia, arte y cultura conviven armoniosamente con un estilo de vida tan excéntrico, como relajado, impregnando la ciudad con un aire surrealista y atemporal.

Foto: cortesía

De Kas

En un conjunto de invernaderos, la cocina de campo de De Kas ofrece un menú basado en la cosecha del día, crecida en casa. Complementados con ingredientes de productores locales, sus platillos combinan una sencilla presentación con sabores sumamente frescos. Una curada selección de vinos redondea la experiencia gastronómica disfrutada en el invernadero central, el patio privado o el jardín de sembradío.

Foto: cortesía

Hotel Vondel

- Publicidad -

Ubicado en el centro de la ciudad, cerca de los principales puntos de interés, el clásico hotel boutique ofrece una experiencia típicamente holandesa enriquecida por una espectacular colección de arte contemporáneo. Joost, el restaurante de Vondel, sirve una comida inspirada en las raíces y tradiciones locales a partir de ingredientes frescos y orgánicos.

Keizersgracht

Conectando a los distintos rincones de la ciudad y enalteciendo su silueta, los canales son el símbolo de Ámsterdam. Conocido como Emperor’s canal, Keizersgracht fue construido en 1612 como corredor urbano para después ser inundado, popularizando el transporte en bote. Hoy, espectaculares vistas urbanas y coloridas casas flotantes enriquecen el paisaje a su alrededor.

Street Markets

Entre libros antiguos, discos de vinilo, accesorios vintage y rincones con comida local, los flea markets permiten conocer un poco más sobre la cultura de la ciudad. Lleno de curiosidades, el JHallen es uno de los mercados más grandes de Europa, apenas superado por el Albert Cuypmarkt, especial por la comida local.

Museumplein

Exhibiciones al aire libre y mercados ocasionales decoran la postal de la plaza e los museos. Sede de los aclamados Rijksmuseum, Van Gogh Museum y Stedeliik Museum of Modern Art, Museumsplein es el centro cultural de Ámsterdam y un paraíso para los amantes del arte. Por el alto valor histórico de sus edificios y el legado artístico de cada una de sus exhibiciones, los tres museos que rodean la plaza son imperdibles.

Foto: cortesía

Westergasfabriek

Entre ladrillos y restos de maquinaria, la que fue una fábrica industrial es hoy un ecléctico destino cultural. El antiguo complejo sufrió una transformación completa y hoy Westergasfabriek es sede de una atractiva variedad de bares, restaurantes y tiendas de café, así como una micro fábrica de cerveza, un cine de arte y espacios abiertos en donde se celebran presentaciones culinarias, tocadas al aire libre y diversos festivales.