Foto: Andreas Weiland
- Publicidad -

Nada supera la sensación que produce un viaje: la adrenalina que provoca el encontrar un nuevo destino, las prisas para hacer la maleta y la sorpresa al decubrir nuevos escenarios.

Sin embargo, hay veces que para viajar y descubrir nuevos mundos no necesitamos más que una buena historia de fondo y toda nuestra imaginación. Estas series abren una ventana hacia nuevas realidades, culturas y formas de ver el mundo, permitiéndonos conocerlo desde la comodidad de nuestro sillón.

- Publicidad -

Sense8

El show, grabado en Corea del Sur, México, Islandia, India y Estados Unidos, entre otros, inspirará tus ganas de viajar y estudiar más a fondo las distintas culturas de los protagonistas, mientras sigues la vida de ocho personas conectadas entre sí.

Travels with My Father

Travels with my Father

La serie sigue al comediante Jack Whitehall y su padre, Michael, mientras recorren una ruta popular del sureste asiático, en países como Tailandia y Vietnam, completanto así el año sabático que Jack no logró completar hace casi una década.

Anthony Bourdain: No Reservations

En los 142 episodios -hasta el momento- de la serie, el aclamado chef, autor y explorador recorre diversas ciudades alrededor del mundo para descubrir tanto la cultura como la cocina local y tradicional.

Midnight Diner: Tokyo Stories

Dentro de un pequeño restaurante en Tokio -que solo abre en la madrugada- el show de ficción sigue la convivencia de los comensales, que cuentan sus mejores historias mientras comen lo que sea que el dueño del lugar, Master, decida cocinar.

The Story of God

Morgan Freeman explora el rol de la religión en la historia de la humanidad para descubrir cómo las distintas creencias responden a la pregunta ¿qué pasa después de la muerte? En su travesía recorre distintos países y logra una completa inmersión en la cultura local.

Chefs Table

La serie recorre el mundo a través de encuentros con los chefs más extraordinarios del mundo, mientras cuentan su historia y reinventan la cocina con platos tan innovadores como exquisitos, que demuestran que la cocina es un arte.