- Publicidad -

Rusia está a más de 10 mil kilómetros de México, pero su comida y cultura residen aquí, gracias al Kolobok, la referencia de la gastronomía rusa en nuestro país.

La historia es curiosa, porque este establecimiento comenzó como un diminuto local de empanadas, que paulatinamente ganó popularidad, aumentó el menú y agregó piezas culturales típicas a sus ofrecimientos para así ganarse al público mexicano.

Foto: www.kolobok.com.mx/

Empanadas, postres, bebidas, sopas y demás platillos típicos del país mundialista pueden ser probados en este restaurante, que además ofrece juguetes, licoreras y un sinfín de productos que los dueños, la familia Leonov, traen directo de Europa. El impulso a la cultura rusa es prioridad en Kolobok.

Foto: Getty Images
- Publicidad -

Entre los must del lugar se encuentra la Cerveza Baltika, que se exporta desde Rusia y encanta a los mexicanos con sus presentaciones Brown Ale, Vienna Lager, Pale Lager, entre otras.

La Sopa Borsch es una de las más pedidas en Kolobok, debido a su particular sabor y tonalidades rojas, logradas por el betabel empleado en su elaboración.

Foto: Shutterstock

Si de postres se trata, el pastel de miel es el favorito de los comensales mexicanos.

¿Por qué Kolobok? 

El nombre proviene de una leyenda rusa -y de las regiones cercanas- que cuenta una historia acerca de Kolobok, una pequeña bola de masa que escapa de la casa en la que una pareja de ancianos lo cocinaron, para después escapar de varios animales que pretenden comérselo.

Costos y direcciones

Kolobok tiene dos sedes en la Ciudad de México: Santa María la Ribera (Salvador Díaz Mirón #87. Esquina. Dr. Atl) y Avenida Universidad (#538, casi esquina con Eje 6 Sur).

No es un establecimiento costoso, por lo que una persona gasta, en promedio, 250 pesos para probar distintos platillos y bebidas endémicas de la gastronomía rusa.