Foto por Carissa Gan en Unsplash
- Publicidad -

Por fin llega a tus manos y, mientras tu estómago cruje, un millón de posibilidades pasan por tu mente. Entonces, ves esa rebanada perfecta, sin mucha orilla y con la cantidad ideal de pepperoni. Mientras la separas del resto de la pizza, y ves cómo se desborda el queso, te invade ese olor tan conocido. Y, entonces, das el primer mordisco.

La pizza “es más que una deliciosa epifanía de queso, masa y salsa. Es una unión, un lenguaje universal, un signo de exclamación cultural.” Así es como Nameless Network describió al mejor invento italiano, para enseguida anunciar su más reciente creación: The Museum of Pizza en Nueva York.

@themuseumofpizza

Es tanta su admiración a la pizza, que los creadores decidieron que, para honrarla, era necesario ir más allá de un nuevo restaurante, y así decidieron abrir un museo. Y un museo épico, que adentrara a sus visitantes en el mundo psicodélico y multi-sensorial del alimento favorito del siglo XXI.

- Publicidad -

“La pizza es más que un alimento, es un fenómeno cultural que trasciende geografía y lenguaje.” Dijo Kareem Rahna, CEO de Nameless Network y fundador del exquisito museo. “Con The Museum of Pizza, combinamos nuestra pasión por la narración y la cultura popular para alimentar el descubrimiento, la amistad, el arte, la música y las selfies. Muchas selfies.”

@themuseumofpizza

Del 13 al 28 de octubre, el museo pop-up ofrecerá una programación multi-sensorial, con diferentes espacios que exhibirán películas, música y arte dedicado a la pizza. También contará con una cueva que ofrecerá una experiencia de absoluta inmersión, así como una casa de juegos, una playa, un cuarto de historia interactivo y una experiencia “pizza zen”.

La ubicación del museo es secreta y solo será revelada a aquellos suficientemente afortunados para visitarlo.

@themuseumofpizza

¿Lo mejor? El ticket de entrada, que costará $35, incluye una rebanada de tu preferencia. Y, además, con cada entrada vendida, el museo donará una comida gratis a una familia con necesidad.