Paisaje islandes (Jan Michael Hosan/ Getty)
- Publicidad -

Islandia es el país que asombró al mundo en Rusia 2018. En su partido debut, logró conectar un gol a Argentina, una de las escuadras favoritas, y llevó el marcador a un empate con sabor a victoria. Lo cierto es que esta nación tiene otros atractivos por ofrecer para los amantes de la naturaleza y los sorpresivos paisajes.

Islandia, una pequeña isla ártica al norte de Europa, entre los países nórdicos y Groenlandia, que ahora recibe a los visitantes en medio de un ambiente (un tanto estereotipado) de una sociedad ideal, que es próspera, solidaria, culta y con un sistema educativo de vanguardia. Para ello, presentamos estas 5 realidades que nos acercan de alguna manera a este país que no deja de ser una invitación abierta para descubrirlo.

Auroras boreales

A partir de septiembre y hasta mediados de abril, es posible ver auroras boreales desde varios puntos del país. La recomendación de los expertos es alejarse de las zonas urbanas para poder apreciar este fenómeno natural en todo su esplendor. Los escenarios de una geografía accidentada y volcánica, son el escenario perfecto para un espectáculo inigualable.       

Auroras sobre las montañas de Islandia (Jorge Fernández/Getty)

Aguas termales

- Publicidad -

Por su ubicación geográfica, Islandia es un país donde es posible encontrar actividad geotérmica en varios puntos del país. Hay una abundancia de géiseres y fuentes termales, algunas de ellas con la temperatura propicia para que los viajeros se sumerjan en ellas. En algunos de ellos como el de Reykjadalur es posible tomar recorridos campestres y sumergirse en su río de agua caliente.

Erupciones de géiser (Melanie Stetson /Getty)

La belleza del invierno

Como buen país nórdico, Islandia ofrece un apetecible invierno a través de sus escenarios impolutos y paisajes naturales que cobran una belleza particular en esta época del año.  Es posible conocer cuevas y túneles gélidos donde además se pueden realizar actividades como escalar en hielo o caminatas por los paisajes extremos.

Lee: 3 películas que mejoraron el turismo de un país

Caballos en el invierno Islandia (Melanie Stetson Freeman / Getty)

Arquitectura

Es cierto que la fama de su paraíso natural es la carta de presentación de Islandia, pero en la urbes también es posible encontrar muestras de su riqueza. Por ejemplo, la arquitectura tanto clásica como contemporánea de la sala de conciertos Harpa, su fachada está construida a partir de cristales y su diseño y planeación le han valido importantes premios.

Harpa Concert Hall en Reykjavik (Arterra/Getty)

Música

Tal vez una de las razones por las que Islandia se colocó en el panorama es el éxito de la cantante Bjork en la década de los noventas. Si bien esta cantante de post rock es un emblema musical de su nación, también destacan la banda del mismo género Sigur Ros y los hermanos agrupados y el proyecto de Ólafur Arnalds, característicos por su tono melancólico y reflexivo.

Banda islandesa Sigur Ros (Martyn Goodacre/Getty)