Foto: Unsplash
- Publicidad -

En 1945 se fundó la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), con el objetivo de instruir una cultura de paz, solidaridad intelectual y moral humanitaria. Hoy, 73 años después, el comité de Patrimonio del organismo inscribió 19 nuevos sitios protegidos, tanto naturales como culturales.

Patrimonio Natural

Para ser reconocidos, los sitios de valor natural deben contener fenómenos naturales de belleza excepcional, ser ejemplo de alguna etapa de la historia de la Tierra o de los procesos biológicos y la evolución de los ecosistemas, o bien, ser importante para la conservación de la biodiversidad.

Foto: Shutterstock

En esta categoría fueron reconocidos como Patrimonio de la Humanidad la falla de Linagne en Francia, los sitios de Fanjinshan en China, el valle del río Bikin en Rusia y el Monte de Makhonjwa en Sudáfrica. Este último es considerado una meca biológica testigo tanto de los primeros seres, como de las formaciones geológicas más antiguas.

Patrimonio Cultural

- Publicidad -

En el caso de los sitios con valor cultural, estos deben funcionar como testimonios de una tradición cultural o civilización, jugar como ejemplos de un estilo arquitectónico determinado o una etapa de la historia, representar un intercambio de valores o tener relación con tradiciones significativas.

Foto: Norbert Probst en Shutterstock

Aquí fueron incluidos 14 sitios, entre los que destacan la Catedral de Namburgo en Alemania, con una estructura románica con detalles góticos que muestra el estilo arquitectónico de la transición en la Edad Media, así como la Medina Azahara en España y la antigua ciudadela de Qalhat en Omán.

También fueron declarados Patrimonio de la Humanidad el Parque Nacional de Chiribiquete en Colombia, el conjunto industrial de Ivrea en Italia, el sitio arqueológico Thimlich Ohigya de Kenia y los sitios cristianos clandestinos de Nagasaki en Japón, al ser testigos de las actividades de los misioneros católicos, las persecuciones y la revitalización de la religión después de la prohibición.

Los demás reconocimientos fueron para el paisaje arqueológico fronterizo de Hedeby y Danevirke en Alemania, el sitio Aasivissuit en Dinamarca, el oasis del Al-Ahsa en Arabia Saudita, el espacio arqueológico Sasánida en Irán, los monasterios budistas de Corea, el parque Pimachiowin Aki en Canadá, así como el conjunto arquitectónico victoriano y art decó de Mumbai, en India.

Foto: Shutterstock

Patrimonio Mexicano

En esta declaración, fue reconocido también el valle mexicano de Tehuacán-Cuicatlán como Patrimonio Mixto con valor natural y cultural, gracias a albergar los bosques de cactáceas más extensos del planeta y contar con uno de los sistemas de gestión acuífera más antiguos del mundo, con canales, acueductos y presas.