Vincent Callebaut Architectures
- Publicidad -

Una estructura en forma helicoidal irrumpe en el centro de Taipei, Taiwán con una propuesta sumamente novedosa: reducir los niveles de contaminación al alimentarse del exceso de dióxido de carbono en la ciudad.

Obra de Vincent Callebaut, el edificio albergará 23,000 especies de plantas y árboles en las paredes, los suelos y los balcones, que serán las responsables de absorber un alto porcentaje de contaminación. Según Business Insider, el arquitecto estima que el experimento podría llegar a aspirar hasta 130 toneladas de dióxido de carbono al año, que equivale al gasto de 27 coches.

Vincent Callebaut Architectures

Inspirada en una cadena de ADN, la estructura alberga 40 departamentos de lujo, cada uno con tres espacios comunes, cocina y tres habitaciones completadas con balcones infinitos. En el último piso de la torre, una alberca al aire libre ofrecerá vistas hacia la silueta de la ciudad.

- Publicidad -

Lee: Así se ve el cristal antibalas que rodeará a la Torre Eiffel

En todos los niveles, los suelos acristalados y las paredes curveadas resaltan la predominancia del verde, tanto fuera como dentro del edificio.

Vincent Callebaut Architectures

Además de los esfuerzos para hacer frente a la contaminación, la estilizada torre integrará un sistema de captación de agua de lluvia y reutilización de la misma, elevadores y focos de bajo consumo, paneles solares y un sistema integral de ahorro de energía que se adapta a cada clima.

La torre Tao Zhu Yin Yuan, o Agora Garden, estará lista antes del verano de 2019 y será ocupada en el otoño.