Foto: Shutterstock
- Publicidad -

Con más de 6000 kilómetros de extensión, la costa de Croacia ofrece dramáticos acantilados, bahías profundas, frondosos árboles y un mar de intenso color azul. Además de las sorprendentes vistas, cada una de estas está cercana a un edificio histórico medieval o algún punto de interés cultural.

Playa de Banje, Dubrovnik

Foto: Shutterstock

Una de las playas más populares de Croacia ofrece vistas hacia las murallas representativas de la ciudad y a la isla de Lokrum. En el verano, suele ser muy visitada por locales y turistas, para disfrutar de distintas actividades deportivas o de una animada vida nocturna.

Playa Stiniva, Isla de Vis

Foto: Shutterstock

Al sur de la isla de Vis, se encuentra escondida una minúscula cala sumida entre las formaciones rocosas. Tal es el secretismo natural de esta playa, que solo es accesible desde tierra a través de un camino estrecho o por el mar en un pequeño barco.

Playa de San Iván, Isla de Cres

Foto: Shutterstock
- Publicidad -

Otro juego de la naturaleza es la playa de San Iván, a la que solo puede llegarse caminando desde la localidad de Lubenice. Esta condición geográfica provoca que la playa sea una de las menos visitadas del país, convirtiéndose así en un oasis de tranquilidad.

Lee:Hoteles diminutos alrededor del mundo

Cabo Kamenjak, Istria

Foto: Shutterstock

Protegida por la naturaleza, esta es una playa rocosa que ofrece increíbles puntos para el buceo y el snorkel, gracias a la riqueza de su flora marina. Al sur de la playa, las fuertes corrientes del mar son ideales para practicar ciertos deportes acuáticos, como el windsurf.

Ziatni Rat, Bol

Foto: Shutterstock

Con un estrecho tramo de arena que se adentra en el mar, la playa de Ziatni Rat es una de las más sorprendentes de la Croacia. A un lado, el puerto reúne pequeños restaurantes de mariscos con platillos de corte mediterráneo.