- Publicidad -

Quizá lo primero que viene a la mente cuando se recorren las páginas de este libro sea ¿Qué tipo de talento tiene quien es capaz de dibujar un viaje? Se trata del libro Cuaderno de Cuba, del creador francés Lapin, en el cual vierte su viaje por algunas ciudades de este país a través de notas de texto y sus dibujos.   

La primera lámina a la que se enfrenta el lector-espectador, es a una caricatura del autor realizada por Yoe, un caricaturista a quién conoció en la Habana. Desde entonces, queda marcado el tomo de la narración. Sabemos desde las primeras páginas que este libro se tratará de los encuentros y de las personas que protagonizan dichos encuentros.

- Publicidad -

Este volumen se inscribe en el género del carnet de voyage, donde el artista, en su calidad de viajero, consigna de forma verbal y visual cada detalle que descubre a lo largo de su recorrido. Bajo estos principios, el autor ofrece una serie de postales que revelan un rostro contemporáneo de La Isla, a través de sus múltiples voces se desdoblan la ternura, la haza y la contradicción de Cuba con todos sus aderezos reconocibles: la música caribeña, la comida tradicional y los vehículos clásicos que circulan por sus calles.  

(Vehículos clásicos en La Habana)

Esta es una crónica de viaje que tiene como elemento de expresión el dibujo. Pero sería injusto dejar la definición de este volumen en ese nivel. Estamos frente a uno de los máximos representantes del urban sketching, una corriente artística que se concentra en la realización de dibujos in situ, resultado de una observación directa y detallada de la vida cotidiana.

Lee: 6 libros para viajar por el mundo sin salir de casa

Al libro lo habitan una diversidad de personas

De tal suerte que hojear este libro es como tener la oportunidad de hojear la libreta de notas de un viajero y, al mismo tiempo, la carpeta de dibujos de quien se ha empeñado en registrar cada segundo. Dice la ficha de este dibujante que en los últimos 13 años ha completado cerca de ciento sesenta cuadernos sobre ciudades de todo el mundo por las que ha viajado.  

“Quería explorar esa máquina de viajar en el tiempo por la que circulan antiguallas americanas entre vestigios arquitectónicos coloniales y art deco” explica el propio autor de sus pretensiones al realizar este viaje que duró tres semanas en las que recorrió calles de La Habana y Trinidad, ciudades en las que encontró una diversidad de personas de las cuales extrajo sus relatos y sus rostros para presentarlos en estas páginas plagadas de color, acuarela e historias.

Por último, diremos que este viaje arranca -como todo viaje trasatlántico- arriba de un avión y las primeras historias las cuentan los acompañantes de asiento. El resto de las cerca de 160 páginas las habitan los intelectuales, artistas, músicos, santeros, políticos; personas de la vida diaria de un país insular con una radical transformación como telón de fondo.

Cuaderno de Cuba de Lapin, es editado por MalPaso y está disponible en librerías. $350 (aproximado)