Getty Images

Sí, es correcto más y más reglas. Además de que existen protocolos reales sobre viajes, alimentación, moda, etc. También existe uno en cuanto al proceso de embarazo, sí, parecen muchos, pero es el precio que deben seguir la realeza.

Desde que los duques de Sussex se comprometieron, la verdad es que el mundo entero he estado esperando la noticia de que la familia real tenga a un nuevo integrante. Incluso, en su primera entrevista como pareja comprometida para la cadena BBC, a Meghan Markle y Harry les preguntaron si un bebé estaba en sus planes, a lo que el príncipe respondió: “Con suerte, comenzaremos una familia en un futuro cercano”.

Ese momento ha llegado y la pareja anunció que su primer hijo nacerá en la primavera de 2019.

- Publicidad -

Y aunque ellos están felices de que pronto suceda este esperado acontecimiento, la verdad es que esta pareja real debe de seguir una serie de protocolos durante el proceso del embarazo. Aquí te los decimos uno a uno:

1. Primero, el género del bebé no se revela hasta que pequeño o pequeña royal nazca. Por supuesto, los padres y la reina podrán saberlo, pero ningún otro miembro de la familia conocerá el codiciado secreto. Es importante decir que así sucedió con los tres hijos de William y Kate Middleton.

2. Meghan no podrá tener baby shower, triste pero cierto. La historiadora de protocolo Victoria Arbiter dijo a Daily Mirror, que si bien la realeza es “próspera, un baby shower lujoso sería considerado poco apropiado. No hay nada que los miembros de la dinastía Windsor no puedan salir y comprar ellos mismos”.

3. Markle tendrá que reducir su agenda en términos de viajes, pues las mujeres reales suelen asistir a eventos hasta el final de su embarazo y no viajan hasta después del nacimiento del bebé. Ellas necesitan estar en su lugar de residencia por si sucediera alguna emergencia.

4. La duquesa de Sussex podría tener a sus hijos en el hospital St Mary’s que se encuentra en el centro de Londres. Esta tradición la instituyó la princesa Diana, pues fue la primera mujer de la realeza en no tener a sus hijos en el palacio. Kate Middleton siguió sus pasos con los tres príncipes.

No hay que olvidar que los hijos de Harry y Meghan no tendrán el título de príncipes o princesas, sino de lady o lord.