- Publicidad -

El placer de tomar maletas y despedirnos de la rutina. Siempre acompañado con ese destello de felicidad que solo el alejarnos de la cotidianidad puede darle a nuestra vida. Seguramente al leer esto pensarás que todo suena increíble hasta que el panorama habla de niños. La búsqueda de un spot de descanso debe ser tanto amigable para niños como para los padres. Tíos o cualquiera que se sume a la aventura. ¡Pues lo tenemos y este centro de ski es lo que necesitas!

Si algo tenemos en común (independientemente de tu profesión) es que pasamos el año laboral planeando nuestra semana o mes de vacaciones. Aceptémoslo, no hay mejor motivación que saber que las horas dentro de la oficina o negocio tienen su real paga cuando cerramos el mail.

En esta ocasión, viajamos hasta el hemisferio sur, a la localidad de Villa La Angostura (en Argentina). Un spot que, por más remoto que parezca de casa (como la Patagonia), tiene un encanto. Lo recordamos similar al toparse con un viejo amigo: no importa si es la primera vez que visitas o la segunda. Incluso la tercera. Siempre se siente tan distante y familiar a la vez.

- Publicidad -

Lo acompaña esa sensación en la que el tiempo parece no haber transcurrido. Tal que, pareciera que se detuvo el tiempo.

En este remoto spot es dónde se encuentra el Centro de Ski Cerro Bayo. En este viaje comprobamos que pasear por la montaña era lo que necesitábamos sin saberlo. Además de disfrutar el destino en sí, también aprovechamos los beneficios que nuestra tarjeta de American Express nos ofrece en este especial punto.

Cortesía

¿Dónde? ¿Cómo llego?

El avión se detiene y nos avisan que a partir de este momento podemos desabrochar los cinturones. Es el tiempo preciso para colgarnos las capas de ropa y salir en busca de la maleta. La carretera del aeropuerto de Bariloche a Villa La Angostura es un viaje de aproximadamente una hora y media. Elevaciones, vegetación y mucha nieve regalándonos las primeras imágenes con las que se podría pronosticar una verdadera aventura.

¿Esquiar con toda la familia? ¡Sí por favor!

Cerro Bayo ofrece la calidad de un centro boutique. Esto, sin dejar de lado las necesidades propias de una familia tanto grande como pequeña. Ya sea una familia que regularmente practica los deportes de nieve o para aquellas que le están dando la primera oportunidad a la montaña.

Lee: Cinco lugares imperdibles en Palermo, Argentina

Cuenta con 14 kms de pistas esquiables y más de 4 kms de fuera de pista con magníficas vistas al lago Nahuel Huapi y a la villa turística, así como uno de los spots imperdibles es la pista infantil Cartoon Network, diseñada especialmente para ellos, y con su propia escuelita de ski. Además, la modalidad de ‘Ski adaptado’ una actividad orientada a proporcionar instrucción, a estimular el desarrollo de nuevas habilidades física, mental y sensorial (especialmente diseñada para personas con capacidades diferentes).

Plus: Para los más pequeños se encuentra la guardería ubicada en la base del Cerro, orientada a bebes y niños hasta los 4 años de edad.

Aquí hay algo para todos, el entretenimiento se fusiona con la seguridad y, sobre todo con la tranquilidad de los visitantes; desde temprano el cerro (y el cielo) blancos comienzan a pintarse con los uniformes de los esquiadores, profesores niños y espectadores que desde cualquiera de los restaurantes y puntos de elevación, disfrutan del espectáculo; sin mencionar aquellos que recién llegan en transporte o aquellos cuesta arriba en la caminata con raquetas.

Lee: Desayuna con osos grizzly en Grouse Mountain

¿Las experiencias de calidad con la familia son el nuevo lujo?

Sí, el nuevo y el de siempre. La diversión no es el único componente de esta ecuación, la oferta gastronómica que ofrece en sus restaurantes ubicados unos en la base, otros a 1500 metros y hasta ‘El Capricho’ a 1800 mts.

Entre ellos destaca la Amex Snow House en donde sus clientes Platinum, Black y Centurion podrán disfrutar de la mejor gastronomía de Gonzalo Aramburu. La propuesta gastronómica es la leña y el horno de barro bajo el concepto de Comfort Food con una selección de pastelería, desayunos y meriendas, tablas de fiambres y cócteles y por la tarde, diferentes after ski a lo largo de toda la temporada, visitas de chefs invitados, tardes con DJs y degustaciones.

Amex Snow House

¿Más beneficios? ¡Aquí los tienes!

Para todos los clientes de American Express se ofrece diferentes descuentos tales como:

  • 15% de descuento en gastronomía en todos los restaurantes ubicados en Cerro Bayo;
  • 15% de descuento en ski rentals;
  • 20% de descuento en pases VIP Gold y 12 cuotas sin interés.
  • 6 cuotas sin interés en Correntoso Lake & River Hotel.

¿Qué llevo? ¿Qué me pongo?

Uno de los puntos más importantes al planear esta travesía es ¡la maleta! y lo decimos en el sentido en que las piezas que elijas para acompañarte en esta experiencia son de suma importancia. ¿Sabías que el sistema de capas es el más efectivo a la hora de vestirnos?

Las dividimos en tres principales:

Interiores y térmicos: Se lleva junto a la piel, su función es conducir la humedad lejos de la piel y evitar la sensación de humedad y frío.

Chamarra (tipo polar): Va encima de la capa base para atrapar el aire caliente para evitar la pérdida de calor.

Capa exterior: Bloquea el viento, el agua y el frío permitiendo que el sudor escape al exterior.

Para los expertos, el contar con las prendas especializadas es un aspecto que no se deja pasar, debes considerar que las fibras de tu ropa sean del material propicio para no transpirar ni mantener líquidos atrapados y humedad que esto repercute directamente en la temperatura corporal. Un ejemplo, es la tecnología Gore-Tex, el tratamiento de la tela hace que el agua resbale y no la deja entrar.

Recuerda que es muy importante mantener el calor en las extremidades (pies, cabeza y manos). Aunque al llegar al centro usarás las botas y esquís o tabla, es importante que para el resto del día cuentes con un buen calzado.

Cortesía

Se volverá una costumbre..

Nadie sabe qué tanto necesita la montaña hasta que pasa un par de días completamente alejado de la ciudad y tiene la oportunidad de disfrutar de las actividades, paisajes y comida que la Patagonia tiene para ofrecer a cualquiera que decide visitarla. Un recuerdo que se pasará de padres a hijos y que a diferencia de cualquier parque de diversiones o destino infantil, lo que la montaña cambia en nosotros es incomparable.