- Publicidad -

Aunque a los mexicanos se les conozca por saborear picante como pocos, es un hecho que no cualquiera. Disfrutar del picor de un chile puede ser considerado un deporte extremo. ¡Literal!

En este festival, un chile no es suficiente. Nadar en una alberca lleno de ellos, y no parar  de comer. Todo al mismo tiempo que sudan, lloran, se desesperan y luchan por ver quién ingiere la mayor cantidad de chiles.

Deporte extremo: comer chile

El concurso, realizado en la ciudad de Hunan, en China, consiste en meterse a una alberca de poca profundidad llena de chiles rojos. ¿Lo extremo? ¡Se trata de comer todos los que el cuerpo aguante! La persona que come la mayor cantidad de chiles se gana una moneda de oro de 24 quilates.

- Publicidad -

El vencedor de la competencia del 2018 fue el vencedor Tang Shuaihui. Quien soportó 68 segundos nadando entre estos picosos chiles rojos y logró comerse 50. Todo esto sin siquiera parpadear. Sin importar lo picante que pudiera estar un chile: estaban promedio 30 mill a 50 mil grados en la escala de picor Scoville. ¿Vivir esta experiencia que te lleva a lo extremo valdrá la pena?

Lee: Esta será la alberca más espectacular del mundo

Este festival de chiles termina en agosto y todos los días hay alguna competencia de este tipo, ¿te animarías a participar?

Comer chile como deporte extremo, ¡literal!