Foto: Isotock
- Publicidad -

Hay cierta electricidad alrededor de la Luna; una magia y energía particular solo existente cuando desaparece el sol. La oscuridad de la noche, apenas interrumpida por su luz, descubre ante nosotros la cara oculta de la naturaleza, mística y surrealista.

Sean las luces de las Auroras Boreales atravesando el cielo, una vista a la Vía Láctea desde un Parque Nacional o las formas surrealistas ocasionadas por las sombras en las dunas del desierto, vale la pena perder el sueño para disfrutar de estos fenómenos al anochecer.

Foto: Shutterstock

Auroras Boreales, Islandia

Cortinas, líneas o espirales irrumpen en el cielo en un color verde con toques rojizos. El surrealista espectáculo natural se puede apreciar entre septiembre y abril en los países más septentrionales, como Noruega, Canadá e Islandia. Este último cuenta con su propio Aurora Forecast, que las monitorea y recomienda los mejores escenarios para disfrutar el fenómeno natural.

Foto: Isotock

Safari Nocturno, Singapur

- Publicidad -

La noche es cuando los animales se descubren en todo su esplendor. En Singapur, el Night Safari es un centro de rescate y conservación de especies de la región, como tigres malayos, elefantes asiáticos y leones. La iluminación del parque ha sido ajustada para imitar la luz de la luna y, así, no molestar a los animales que pasean en libertad.

Foto: Shutterstock

Buceo nocturno, Bahamas

En la absoluta oscuridad, los escenarios marinos se muestran llenos de color y misterio, cambiando por completo nuestra percepción de la naturaleza. Es tan desafiante la experiencia de buceo nocturno, que debe practicarse en una zona sin mucha corriente ni obstáculos. Por eso, y por poseer paisajes sumamente enriquecidos, Bahamas es el destino ideal.

Foto: Isotock

Bioluminiscencia, Holbox

Al oscurecer, pequeños organismos se iluminan en tonos azul neón, dibujando formas únicas con la corriente del mar. Aunque puede aparecer en cualquier noche del año, el fenómeno es más fuerte en los meses de verano, cuando el agua es más cálida. La poca iluminación en la isla de Holbox permite que este pueda apreciarse desde la costa o muy cerca de esta a bordo de un kayak.

Foto: Isotock

Luciérnagas, Tlaxcala

En el bosque reina la oscuridad total y, de pronto, el suelo comienza a iluminarse por pequeños destellos de luz que, en apenas segundos, vuelan y se entremezclan con los árboles, llenando el paisaje con una cálida iluminación. El vals de las luciérnagas es el mayor espectáculo del Santuario de Tlaxcala, en donde se cuida, protege y preserva el patrimonio natural.

Foto: Shutterstock

Observación de estrellas, Utah

En el borde del abismo, en un paisaje de piedra arenisca, la noche llega tras la caída de un sol que proyecta sombras contundentes a lo largo de los profundos cañones y las imponentes formaciones rocosas. En la oscuridad, los Parques Nacionales de Utah muestran cielos ininterrumpidos iluminados por la infinidad de las estrellas.

Foto: Isotock

Camping en el desierto, Marruecos

Es en la noche, cuando el cielo estrellado produce sombras dramáticas entre las dunas, que los paisajes surrealistas del desierto se vuelven realmente inolvidables. En Merzouga, en pleno desierto del Sahara, el cielo infinito deja ver un rastro de la Vía Láctea, mientras que la arena se ilumina con fogatas rodeadas por bereberes tocando música instrumental tradicional.