La pizza es un platillo que todo el mundo disfruta. Y la manera en que tres ingredientes son suficientes para crearla es celebrada por todo tipo de personas, a cualquier hora del día y en casi cualquier rincón del planeta.

Lo mejor de la pizza es que, esté cubierta por carne, verduras o solo con queso, existen infinitas opciones creativas que, de algún modo, reflejan la esencia de la ciudad en la que se encuentran.

Gino’s East

Deep dish, Chicago

Inventada en la década de 1940, la pizza estilo Chicago es única. Tiene una base gruesa y honda, que es rellena de queso y salsa de tomate, además de la carne o verduras de preferencia. Al visitar la ciudad, Gino’s East es una parada obligada, pues no solo es uno de los lugares mejor establecidos, sino que cuenta con su propia selección de cervezas artesanales para maridar cada rebanada, según sus ingredientes. La combinación estrella es la pizza Meaty Legend con la Dark Ale de la casa.

Al horno, Roma

Viajar a Italia significa comer sin parar todo el día. Las pastas, los helados y, por supuesto, la pizza son platillos obligados durante la visita. En Roma, la Pizzería Da Baffetto es apodada como la mejor de la ciudad y cada bocado lo confirma. Al horno, con masa fina y crujiente, las obligadas son la Pizza al Fiori di Zucca, con flores de calabacita, y la de Bresaola, con rúcula, parmesano y carne de ternera curada en finas rebanadas.

Sobre pan pita, Fez

- Publicidad -

La tercera ciudad más grande de Marruecos se está convirtiendo rápidamente en el epicentro culinario del país. Aquí, el pan pita se llama ‘batbout’, y es común verlo usado como base de pizza en los distintos restaurantes y mercados. Junto a Bab Bou Jeloud, la icónica puerta de entrada a la Medina antigua, está uno de los mercados más famosos de la ciudad. En los distintos puestos de comida, la pizza a los cuatro quesos sobre batbout es imperdible.

Lee: Dinos cuál es tu color favorito y te diremos a dónde viajar

Prince Street Pizza

En rebanadas, Nueva York

Una de las razones que hacen tan famosa a Nueva York son sus rebanadas de pizza a cualquier hora del día. En un pequeño establecimiento, Prince Street Pizza sirve la tradicional de pepperoni. Las cuadradas rebanadas, con una cantidad inhumana de queso y pepperoni, pueden disfrutarse de pie, junto a una de sus barras laterales o en la calle disfrutando las vistas urbanas.

 

La original, Nápoles

A Nápoles se le atribuye la invención de la pizza tal y como se le conoce en la actualidad. Y, aunque se puede comer en cualquier lugar del mundo, este es el mejor destino para disfrutarla durante varios días seguidos. En el barrio de Vomero, Gorizia 1916 es toda una institución. Con más de un siglo de antiguedad, ha sido un pilar de la ciudad y hoy ofrece un viaje al pasado en una atmósfera art-deco. Aquí las mejores son la Margherita y la de mozarella fresco, prosciutto y arúgula.