- Publicidad -

En Australia se han encontrado nueve casos donde ciudadanos encuentran alfileres dentro de fresas. Este suceso se ha llegado a clasificar como “terrorismo comercial” según un representante de Queensland Strawberry Growers Association, el mismo que dio a conocer que esto ha causado pánico entre los consumidores de frutas de este país. Durante el informe se amenazó a los supermercados para que eliminen y descarten todo su inventario de fresas para evitar accidentes entre los consumidores.

El agroterrorismo es uno de los muchos temores de la era moderna, y los expertos les han advertido a las cadenas de alimentos acerca de este tema, incluso en los Estados Unidos. La mayor preocupación es que anteriormente los casos se centraban en los patógenos naturales transmitidos por los alimentos, al contrario de estos casos que involucran un intento deliberado de contaminar los alimentos.

Algunas personas han contado su testimonio de como han encontrado la aguja, un caso fue el de una niña de 7 años que mordió un pedazo del alfiler y así pudieron ver que la fresa entera tenía un alfiler enterrado, otro caso es donde un señor la descubrió mientras partía la fresa. En casos mayores un joven de 21 años tuvo que ser hospitalizado ya que llegó a tragar parte de un alfiler y fue trasladado por dolor abdominal, según un post de Facebook.

- Publicidad -

Just posting this as a warning to anyone that has bought strawberries (Berry Obsessions) from Woolworths recently….

Posted by Joshua Gane on Saturday, September 8, 2018

Seis marcas de fresas han retirado sus frutos del mercado a causa del susto, y dos supermercados de Nueva Zelanda están retirando las fresas cultivadas en Australia de sus estantes. Algunos productores ha tomado medidas contra esto y han instalando detectores de metales y pasado las fresas por un scanner antes de enviarlas a los supermercados.

La autoridades de Queensland han anunciado que darán una recompensa de 100,000 dólares australianos por información para encontrar al culpable, de igual manera se ha advertido a los consumidores acerca de este caso. El asunto ya está en manos del departamento de investigación criminal, ya que se ha deliberado como un caso de sabotaje criminal, poniendo en riesgo a la ciudadania.