Shutterstock

Todos aplaudimos las iniciativas que diariamente salen en pro de salvaguardar el medio ambiente, de cuidar el planeta. Pero, ojo, esto queda en segundo lugar cuando se trata de seguir una tendencia mercadológica que nos inclina a pensar que beber o comer cualquier cosa beneficiará nuestra salud, pero no vemos que hay detrás, como sucede con la producción de leche de almendras.

En los últimos años, los expertos nos recomiendan consumir leche de almendras por su infinidad de beneficios, como su riqueza en fibra natural, su bajo contenido de calorías y su gran contenido en vitaminas E, D y A, proteínas, omega 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio.

No obstante, todos ignoramos sobre el daño ambiental que las plantaciones de almendras están haciendo en California, y el consumo de agua que hay detrás. Se necsitan 1,654 galones US (6 mil 98litros) para producir tan solo 1 litro de leche de almendras.

View this post on Instagram

"Leche"de almendras 💛, Rica y saludable 👌🏻 Siempre será mejor realizar tus propios lácteos en casa antes que consumir algún lácteo procesado y elaborado con ingredientes que perjudican nuestra salud 😶. Lamentablemente la industria de lácteos en chile, si bien cada día mejora más sus productos aún falta muuuuuuuucho ☝🏻. ➡️Si tienen la opción preparen sus propios lácteos 👏🏻. ➡️ La leche de almendras es bien fácil, dejar remojando el día anterior, llevar a la juguera y listo 🤤. (Pueden utilizar un colador para los restos si así lo desean 💡). . . . . #nutricion #almendras #frutossecos #lechevegetal #lechedealmendras #lacteosvegetales #comersano #saludable #vegan #veganfood #food #healthyfood #breakfast

A post shared by Nicole Angulo (@nicole.angulot) on

- Publicidad -

Pete Hemingway, de Sustainable Restaurant Association, señala que más del 80% de las almendras del mundo se cultivan en California, que en los últimos años ha padecido una severa sequía.

El especialista explica que es una situación en la que los agricultores están destruyendo huertos de cítricos relativamente biodiversos para alimentar la creciente demanda de almendras, creando así un monocultivo alimentado por pozos de agua cada vez más profundos que amenazan los problemas de subsidencia en todo el estado.

Lee: ¿Cómo reutilizar las bolsas de té?

En la última década, la industria de la almendra en California ha experimentado una gran expansión, ha alcanzado precios récord y altos promedios de producción, lo que ha generado que el almendro sea un cultivo de gran rentabilidad y por ello, sea un gran atractivo para los grandes capitales, que hasta el momento no se han pronunciado por que esta industria sea sustentable.