Unsplash

¿Hay algo peor que llegar a un nuevo destino no poder salir a explorar enseguida por tener que esperar a que salga la maleta documentada? La respuesta es fácil: no, no lo hay. Afortunadamente, existen ciertos trucos para conseguir que esta no sea una larga espera.

Equipaje frágil

Una de las alternativas para asegurar que tu maleta sea la primera en salir es pedir en el mostrador de check-in que la marquen como frágil. Este equipaje es el último en ser guardado en el avión y, por lo tanto, es el primero en salir. Además, tu maleta será tratada mucho mejor por el staff del aeropuerto.

La única desventaja con esta táctica es que, al ser una estampa, el sello de frágil se puede perder en el camino hacia el avión.

Última en entrar

- Publicidad -

Otro truco es ser la última persona en documentar. Las maletas son acomodadas conforme son recibidas, así que la última maleta documentada es la última en entrar al avión. Aquí hay dos posibilidades. La primera es esperar en mostrador hasta que todos pasen y la segunda es pedir a la aerolínea llevar tu maleta hasta la puerta de embarque y, ahí, documentar.

Lee: La maleta inteligente que te llevará hasta el avión

Aquellos que hacen el check-in a primera hora suelen ser los últimos en recibir su equipaje siempre.

Unsplash

Prioridad

La tercer táctica implica una mayor inversión en el vuelo para así obtener un sello de prioridad en el equipaje. Este lo reciben aquellos que vuelan en primera clase y quienes son parte del club de viajero frecuente de una aerolínea particular.

Lee: Estas son las 10 mejores aerolíneas del mundo

Aunque estos trucos han funcionado en más de una ocasión, es importante tener en cuenta que cada aeropuerto funciona de manera distinta y el acomodo del equipaje depende de la aerolínea. Por eso, puede ocurrir que aún siendo el último en documentar, tu maleta no sea la primera en salir, pero seguramente no tendrás que esperar mucho más.