En asociación con la Agencia de Diseño Espacial Spade, la casa Maison Mumm, lanza el primer champagne que se puede consumir en gravedad cero, y un grupo de turistas espaciales pudieron dar fe del disfrute de esta bebida en estas condiciones.

Este pequeño lujo en el espacio tendrá un costo aproximado de 200 mil dólares, por lo pronto uno de los primeros en tomar champagne Maison Mumm en gravedad cero, fue la estrella del atletismo, Usain Bolt, quien viajó a bordo de un avión Airbus modificado para esta experiencia.

- Publicidad -

En este viaje también estuvo a bordo el astronauta Jean-Francois Clervoy, quien en su momento dijo al Daily Mail que probar champaña en gravedad cero “es realmente mágico” porque “las sensaciones gastronómicas se magnifican”.

Para ser los primeros en el espacio, Maison Mumm, perteneciente al grupo Pernod Ricard, llevó a cabo una larga investigación para el diseño de la botella de alta tecnología, “Grand Cordon Stellar”.

Esta botella está hecha de vidrio y contiene un mecanismo interno que crea una burbuja espumosa que es retenida por un anillo colocado en el cuello de la botella.

Al respecto, Didier Mariotti, maestro de bodega en Mumm Champagne, dijo que beber champagne en gravedad cero es una sensación verdaderamente sorprendente, pues tan pronto como la burbuja entra en la boca, se vuelve a licuar y, dada la ausencia de gravedad, se expande a lo largo del paladar, lo que permite tener una experiencia sensorial completa.

Este champagne está pensado para el gran turismo espacial, que al parecer viene con fuerza. Compañías como Virgin Galactic tienen puesto el ojo en los viajes cortos para vivir la experiencia de ingravidez, su costo aproximado será de 200 mil dólares.