WINDSOR, UNITED KINGDOM - (Photo by Andrew Milligan - WPA Pool/Getty Images)

Por un precio de 1,700 dólares por noche los fanáticos de la realeza podrían acortar la distancia que los separa de la duquesa de Cambridge Kate Middleton y convivir con su hermano James. ¿La manera de lograrlo? Hospedarse en el resort Glen Affric Estate, mismo que es propiedad del suegro de Pippa, la otra hermana del clan Middleton, quien hace algunos años contrajo matrimonio con James Matthews, dedicado al negocio de los fondos de cobertura.

En esta propiedad, construida alrededor de 1860 y localizada en las tierras altas de Escocia, el hermano de Kate y Pippa Middleton ha sido contratado como guía. Promovido como un espacio ideal para reuniones familiares, filmaciones, sesiones fotográficas de moda y, en particular, eventos corporativos en los que la privacidad, la discreción y la seguridad son importantes, el resort pone al servicio de quienes la renten en su totalidad guías para que los acompañen en caminatas, tours de pesca, caza o simplemente para explorar sus 32,000 acres de superficie. Ahí es donde James entraría en escena.

- Publicidad -

Todo esto se supo gracias a unas imágenes promocionales en las que James aparece y que se han publicado en la cuenta de Instagram de Masterpiece Estates, una exclusiva selección de propiedades afiliadas a la Oetker Collection. De acuerdo con una nota publicada por Travel + Leisure, recientemente el hermano Middleton declaró a una revista que el campo es el lugar en el que se siente más feliz y que se llevaría a sus cuatro perros a vivir con él en Glen Affric Estate.

Según sugiere la misma nota, la decisión de James Middleton, el menor de los tres hermanos, podría deberse a los malos resultados económicos de su compañía –dedicada a la producción de malvaviscos hechos a medida– que presumiblemente ha perdido tres millones de libras esterlinas.