La comida es mucho más que eso. Es un espejo de la cultura y la historia de un destino particular y, por eso, los platillos exóticos resultan tan fascinantes. Al viajar a un nuevo destino, probar un nuevo platillo puede ser una experiencia deliciosa… o no.

Bajo esta idea surge el Disgusting Food Museum en Suecia, con una curada selección de los platillos más desagradables alrededor del mundo. Desde la Durian, la famosa fruta apestosa de Tailandia, hasta el queso infestado de gusanos de Cerdeña, cada alimento fue evaluado en base a su color, olor y combinación de texturas.

Queso infestado de gusanos, procedente de Cerdeña.

El tema que une a todos estos platillos es el asco. Para los creadores, “la función evolutiva del asco es ayudarnos a evitar la comida que pueda hacernos daño. El asco es una de las seis emociones humanas fundamentales. Pero, aunque la emoción es universal, la comida que encontramos asquerosa es muy particular. Lo que es delicioso para una persona puede ser desagradable para alguien más”.

El sabor del queso ‘Sardinian Viagra’ es descrito como gasolina y amoniaco mezclados con cera.

Con 80 platillos exhibidos, la exposición invita a explorar los sabores y poner a prueba las nociones particulares de lo que se debe comer y lo que no. Además, los visitantes tienen la oportunidad de oler y probar algunos de los más populares: cuyos asados de Perú, frijol picante de China y arenque fermentado de Suecia, entre otros.

- Publicidad -

Lee: 5 destinos en Europa, que todo foodie debe visitar

Cabezas de conejo maridadas en salsa picante, un platillo característico de China.

Para ser aceptados como alimentos asquerosos, los platillos tienen que cumplir con tres características. La primera es que deben ser reales y consumidos actualmente. La segunda es que tienen que ser considerados como desagradables para un gran número de personas y, por último, deben ser interesantes o hasta divertidos.

El Disgusting Food Museum se encuentra en Malmö, Suecia. Además de la visita común, ofrece una experiencia de retos y bocados a ciegas para los grupos de adultos que se atrevan.