Unsplash

Fotografiar una ciudad es la mejor manera de explorarla. Al depender de tu cámara, descubrirás rincones únicos, fachadas curiosas y una gran variedad de postales urbanas para recordar. Estos son los mejores trucos para, estando ahí, conseguir las mejores fotos en cada momento.

Antes

Antes de empezar a disparar, determina qué tipo de luz quieres que tengan tus fotos. Así podrás decidir en qué momento del día debes comenzar a trabajar. La hora determinará también el tráfico y la cantidad de personas que puedan salir en la composición.

Las fotos tomadas muy temprano en la mañana suelen estar acompañadas de cierta neblina que crea una atmósfera de misterio. En la tarde, un poco antes del atardecer, es otro momento ideal para fotografiar. Las horas que debes evitar son las del medio día, entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

Durante

- Publicidad -

Para que funcione, es sumamente importante que la toma no salga borrosa. Para lograrlo, lo mejor es usar un tripié; especialmente para fotografiar la ciudad de noche. Con el celular, una el timer para evitar temblar cuando presiones el botón y puedas obtener las mejores fotos.

Lo más importante es ser creativo con las tomas de la ciudad. En lugares llenos de personas, opta por la larga exposición para conseguir movimiento interesante. Agrega, también, cierta textura o patrones en las paredes, las líneas urbanas, los acentos de color y los elementos en movimiento, como taxis, fuentes o pasos peatonales.

Mantén siempre los ojos abiertos; busca y captura elementos que hagan únicas tus tomas de la ciudad.

Después

Procura no abusar de los filtros. Estos no solo alterarán por completo la imagen, sino que harán que pierda calidad y pueda verse borrosa. Además, las mejores fotos son las naturales, pues son capaces de reflejar la ciudad en la totalidad de su esencia.