Unsplash

Vueltas a la embajada, trámites interminables, fotos que nunca gustan… aceptémoslo, los pasaportes no deberían de existir. Y están a punto de desaparecer para ser remplazados por el iris de los viajeros.

De acuerdo con la Asociación Internacional de Transportes Aéreos, el 45% de los pasajeros estaría dispuesto a reemplazar su pasaporte para usar identificación biométrica. Las aerolíneas y los aeropuertos de las principales ciudades están desarrollando programas para hacer del uso de la tecnología una realidad.

El IATA One ID project pretende permitir a los pasajeros llegar hasta la zona de abordaje sin tener que mostrar pasaporte o boleto de avión. El programa estará basado en la identidad digital de los viajeros, soportada por un token que será generado con un escáner facial.

- Publicidad -

En algunos aeropuertos de Estados Unidos, como el de Miami, ya muestran los primeros avances, con máquinas que registran el pasaporte y toman una fotografía al momento para contrastar.

Según la compañía de tecnología aérea SITA, el 71% de las aerolíneas y el 77% de los aeropuertos tienen planeados distintos programas que apuestan por el reconocimiento facial en los próximos tres años, pero el desplazamiento de los pasaportes será un poco más gradual. El primer paso es instalar puertas que combinen esta tecnología con el reconocimiento de los documentos de viaje. Por lo pronto, el 47% de los aeropuertos pretenden alcanzar el uso del token de identificación en 2021.

Adelantándose a todo, la empresa tecnológica VisionBox acaba de desarrollar un tipo de pasillo que escanea al pasajero para identificarlo mientras camina, sin necesidad de que se detenga frente a una cámara.

Pero, aunque vamos por buen camino, todavía no es momento de tirar el pasaporte. Aunque empiecen a funcionar los primeros identificadores digitales, aún será necesario mostrar los documentos para volar.