Foto: Pexels

La Casa Pedro Domecq es una de las bodegas pioneras del Valle de Guadalupe, en Baja California. El año pasado comenzó el proceso de renovación de sus instalaciones y la creación de una nueva propuesta basada en la tradición, el terroir y la calidad que la han caracterizado, pero con una imagen diferente y nuevas etiquetas.

La presentación se realizó a través de una experiencia sensorial en la oscuridad, en un hotel de Polanco, donde los invitados pudieron conocer de una manera diferente las etiquetas XA y Chateau Domecq (líneas blanco y tinto). La cena maridaje fue dirigida y servida por los integrantes de Ojos que sienten, un organismo que apoya a las personas con debilidad visual y ceguera.

- Publicidad -

Esto refleja el objetivo de Bodegas Domecq de innovar en todos los aspectos. Ahora tiene una alianza con Grupo Emperador y González Byass, dos compañías reconocidas dentro de las industrias vinícola y de spirits. Así que desde hace un año expertos españoles han trabajado con el enólogo mexicano Alberto Bermeja para hacer nuevas mezclas y sorprender a los paladares más jóvenes.

La renovación también ha sido física, pues su bodega llamada Las Misiones, que era una de las más bellas de la zona y estuvo cerrada para el enoturismo por 10 años, ha abierto sus puertas nuevamente. Y es que se readaptaron todos los espacios, desde las bodegas, hasta la sala de degustación y la terraza para brindar a los visitantes un abanico de emociones y sensaciones dentro del universo del vino.

Sin duda, la Casa Pedro Domecq 100% mexicana está de regreso con el respaldo de décadas de experiencia (se fundó en 1962), pero sobre todo con la intención de conquistar a quienes empiezan a descubrir el mundo del vino; tienes que conocer sus instalaciones y sus nuevas etiquetas.

La cena fue servida por Ojos que sienten