Regularmente, cuando llegas a un restaurante después de las 12 del día, ya no puedes elegir nada en la carta del desayuno, pero en algunos lugares de Los Ángeles esto no pasa, pues saben que parte de su éxito está en sus delicias mañaneras, por lo que lo sirven a cualquier hora del día o de la noche, la hora no importa.

Rossoblu

El restaurante italiano Rossoblu, ubicado en un antiguo complejo de mercado de productos históricos en el centro de Los Ángeles, te ofrece una versión creativa del clásico cóctel Old Fashioned. Lo llaman Mattina “Desayuno” a la antigua usanza, y para completar la experiencia, esta bebida se acompaña con un sfrappole, una pastelería azucarada que tradicionalmente se encuentra en los carnavales italianos.

Nighthawk

- Publicidad -

El restaurante Nighthawk es famoso por su barra, está inspirado en los desayunos de medianoche que buscan los artistas del rock ‘n’ roll después de una larga noche en el Sunset Strip, por lo que el Nighthawk ofrece todo, desde tostadas francesas con infusión de brandy hasta cócteles de leche de cereales con clavos de cacao y vodka de vainilla, algo espectacular que tiene que vivirse para dar fe de ello.

The Kettle

The Kettle, ubicado en Manhattan Beach es un lugar familiar abierto las 24 horas, por lo que puedes disfrutar de los favoritos de tu infancia, pues su fuerte son los clásicos, como los crabcake Benedict con naranja-cilantro hollandaise.

View this post on Instagram

Sunday mornings done right 👌🏻🍳☕️

A post shared by Isabelle (@isabellesplate) on

Roscoe’s House of Chicken Waffles

El Roscoe’s House of Chicken Waffles, fundado en 1975 en Long Beach, y con varias sucursales en Los Ángeles, como su nombre lo indica, Roscoe’s es conocido por el pollo frito y los waffles, apodado el “Especial de Obama” después de que el presidente lo visitara en 2011.

Plan Check Kitchen & Bar

El Plan Check Kitchen & Bar de Santa Mónica, es apreciado por muchos debido a su pastrami nosh. Imagínate pastrami de doble ahumado con queso suizo pegajoso, mostaza, pepinillos y un huevo frito, es de lo mejor.