“Los cruceros no son para mí”… O eso pensaba hasta que hace unas semanas tuve la oportunidad de embarcarme en uno de los mejores viajes que he realizado este año a bordo del Edge, el crucero más nuevo de Celebrity Cruises que hasta el próximo mes de abril navegará por las aguas del Caribe.

La embarcación cuenta con tantas propuestas innovadoras que es difícil decidir cuál es más impresionante. Desde los espacios públicos y suites –en el que han estado involucrados grandes nombres de la escena del diseño y la arquitectura como Kelly Hoppen, Tom Wright, Patricia Urquiola y Jouin Manku– hasta un impresionante spa con las más recientes tecnologías y una oferta gastronómica que invita a los pasajeros a hacer un recorrido paralelo por las cocinas más icónicas del mundo.

Lee: Lo que debes saber antes de abordar un crucero

Diseño

- Publicidad -

Las Iconic Suites y las Edge Villas son dos nuevas categorías que, por momentos, hacen que los pasajeros se olviden que están a bordo de un crucero. Las primeras se encuentran encima del puente de mando y regalan espectaculares vistas del océano desde todos sus rincones. Equipadas con dos habitaciones, dos baños completos, jacuzzi y terrazas privadas son la manera más lujosa de navegar los mares.

Estar a bordo del Edge y no pasar tiempo en la Magic Carpet sería imperdonable. Esta plataforma flotante que puede ascender y descender para estacionarse en distintas cubiertas –y convertirse de ese modo, en una terraza para cuatro restaurantes distintos. El impresionante arco color naranja por el cual la plataforma sube y baja se ha convertido en el sello de identidad de este crucero.

Relajación

En las cubiertas superiores se encuentran espacios como el Rooftop Garden, ideal para leer un libro, disfrutar de un coctel mientras se admira la inmensidad del océano o para ver una película al aire libre por la noche en su pantalla gigante. El Resort Deck –con su bar, camastros, piscina y jacuzzis– y el Solarium invitan a relajarse, disfrutar del sol y respirar la calma que a veces nos falta en tierra firme. Y si lo que se busca es una verdadera desconexión, The Spa ofrece terapias y tratamientos inspirados por el mar realizados en un espacio dominado por el color blanco, el mármol y la luz natural que se cuela por sus enormes ventanales.

Entretenimiento

Las opciones de entretenimiento se encuentran en The Theatre, espacio que incorpora las más recientes tecnologías y en el que se ofrecen distintos shows cada noche; The Club, en el que cada noche la música y los drinks imponen su autoridad hasta las primeras horas de la madrugada; y Eden, un espacio que se transforma a lo largo del día y en el que los pasajeros se vuelven protagonistas de una experiencia de entretenimiento envolvente.

Lee: Una nueva versión de Titanic llegará en 2022

Gastronomía

Y evidentemente, no se puede hablar de Edge sin mencionar sus espacios gastronómicos. Con un total de 29 cafés, restaurantes, bares y lounges –supervisados por el chef Cornelius Gallagher, reconocido con estrellas Michelin– ponen a la mesa los sabores de Italia, Francia, el Mediterráneo y lo mejor de la cocina internacional. Entre las experiencias más innovadoras se encuentra la denominada Le Petit Chef, que mezcla gastronomía y animación en un auténtico festín visual con acentos franceses.

La promesa de Celebrity Edge es que después de navegar en su interior, los pasajeros no verán de la misma manera la forma de viajar. Dos noches me bastaron para darme cuenta de que esta no es una exageración. Los cruceros ya son para mí.