- Publicidad -

Sean Connery, Roger Moore y Daniel Craig, han hecho famosa esta ciudad gracias a que han interpretado al mítico espía James Bond. Tu misión: descubrir sus encantos.

Casino de Montecarlo

Lo primero que debes hacer al llegar es conocer el legendario Casino de Montecarlo, donde directores como Hitchcok y Soderbergh han filmado algunas de sus cintas más famosas. Te impactará su estilo imperial. En el recibidor del Casino leerás una placa que dice que Charles Garnier fue el arquitecto que lo diseñó. Puedes recorrerlo por tu cuenta o pedir ayuda a un guía, este te llevará a los salones de juegos y a los europeos donde se juega la ruleta y el quarante, éste último sólo funciona a partir de las 12 de la noche.

Lee: Porque sí visitar Isla Contoy en tus próximas vacaciones

Mónaco-Ville

- Publicidad -

El siguiente punto debe ser visitar el distrito de Mónaco-Ville donde se han filmado algunas escenas del agente Bond, ya sea peleando contra sus enemigos o conquistando a una chica. Algunos de los escenario son el Palacio Magnífico y es justo ahí, donde debes empezar el recorrido. La bienvenida te la dará un espacio amurallado conocido como La Roca que, según nos cuentan, era una antigua villa medieval y de hecho, al caminar por sus calles empedradas y con olor a frutas, en sus paredes observarás detalles arquitectónicos tradicionales de la época, desde arcos en los techos tipo capillas, hasta ventanas adornadas con grecas.

Para la hora de la comida te recomendamos ir al L’Atelier du Glacier, cuya especialidad son las crepas, pide una de espinaca con queso de cabra y acompáñala del vino tinto de la casa, no te arrepentirás.

Lee: 6 paradas obligadas si viajas a Estambul

Museo Oceanográfico

Para terminar el día puedes visitar el Museo Oceanográfico que está justo a la orilla del mar y donde se muestran más de 4,000 especies marinas. Pero lo que de verdad te dejará con la boca abierta, es un esqueleto de ballena gigante expuesto y perfectamente bien conservado.

Por la noche, qué tal beber un martini o visitar alguno tiendas de moda en el centro comercial de Fontvieille, donde también hay galerías de arte. Y si te queda más tiempo, conoce el estadio de futbol Louis II, que fue edificado en 1985 y donde hay una pista de atletismo, una sala polideportiva y hasta una piscina olímpica.

¿Dónde pasar la noche?

Para dormir una excelente opción es el Hotel Metropole Monte-Carlo con 125 habitaciones y 64 suites, además de un restaurante con tres estrellas Michelin del chef Joël Robuchon, y un spa, el Metropole by Givenchy donde deberás probar su tratamiento de piedras calientes. www.visitmonaco.com