Así es, esta es la bebida más famosa de las celebraciones de fin de año, la infaltable pareja de las 12 uvas pero, ¿sabes de dónde proviene?

Según la historia de esta bebida, fueron los países de la costa atlántica como España, Francia, Inglaterra y Alemania, quienes tuvieron la fortuna de ser los primeros en hacer uso de ella. Según registros, a finales del siglo I ya se elaboraba con manzana, más específicamente a base de la fermentación del jugo de esta fruta, lo que le permitió tener un porcentaje de alcohol de apenas cuatro por ciento, quizás de ahí su nombre en latín “sicĕra”, que se deriva de la palabra en hebreo “šēkāt” y que significa bebida embriagadora.

Lee: Todo lo que debes saber sobre el Gin en un libro

- Publicidad -

Algunos de los estudiosos del tema mencionan el origen de la sidra como un elixir que era consumido por la cultura Celta, y algunos siglos más tarde popularizada por los árabes gracias a los sistemas agrarios para el cultivo que poseían, mismos que fueron retomados por los europeos, quienes los trajeron a América. Primeramente llegó a Estados Unidos en el siglo XVII donde fabricaba “hard cider”, es decir , ya fermentada y con nivel alcohólico que se popularizó en las celebraciones.

En México, la sidra fue una herencia franciscana que llegó a zonas como Huejotizongo y Zacatlán, en Puebla, esta última conocida como Zacatlán de las manzanas, por su amplia capacidad para producir el “fruto prohibido” y que actualmente elaboran alrededor de 500 mil cajas por temporada, y cuentan con unas 25 marcas registradas.

Lee: Conoce los monasterios ortodoxos donde puedes beber vino

Cabe reconocer que, a diferencia de sus competidores, que utilizan proceso industriales, los fabricantes de sidra en Zacatlán, Pueblo Mágico, se apegan al proceso artesanal de recolección de las manzanas para posteriormente apilarse en prensas y dejarse fermentar durante casi un año. Finalmente se embotella y está lista para disfrutarse en compañía de la familia o los amigos. puebla.travel/es/puebla