- Publicidad -

Y esa es una de las muchas razones por las que tendrás que visitar estas ciudades. Y es que, además de sus atractivos históricos, durante todo el año tendrán cientos de actividades culturales.

MATERA

Está al sur de Italia y no creerás lo que encontrarás cuando llegues ahí. Llamada como “la segunda Belén”, ha sido escenario de películas como La Pasión de Cristo, así como la de Wonder Woman con Gal Gadot.

¿Qué visitar?

Uno de sus atractivos principales es su centro histórico, Sassi, Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. Cuenta con edificios hechos en piedra y enclavados entre la montaña. Pero además de pasear por Sassi, también debes de visitar el barrio Civita, que por sus características morfológicas se considera una fortalez natural, ahí se encuentra el Duomo Románico, que al interior exhibe obras de arte.

- Publicidad -

Lee: Este debe ser tu siguiente destino según tu signo zodiacal

No te olvides de recorrer sus iglesias de estilo barroco y comer en alguno de sus restaurantes el famoso cordero a la parrilla, o una pizza a la leña con melón y jamón. Consulta las actividades culturales que celebrará en su nombramiento como Capital Europea de la Cultura, aquí.

PLOVDIV

Antes de adentrarnos en esta ciudad búlgara, debes saber que el nombramiento de Capital Europea de la Cultura se da a través del Consejo de la Unión Europea, quienes a través de este reconocimiento desean reflejar la diversidad cultural de estas capitales y aumentar el intercambio artístico y social entre las ciudades históricas de Europa.

Plovdiv es la segunda ciudad más grande de Bulgaria y está rodeado por el río Maritsa. Pero además es la ciudad más antigua de Europa y la sexta del mundo, de ahí su nombramiento.

¿Qué visitar?

El sitio arqueológico de RossHelen que pertenece a la época romana y que está compuesto por un foro y un teatro, además de recorrer el Monastería de Bachkovo y la Fortaleza de Assen. Pasear por la Plaza Dzhumaya donde observarás parte de los restos de un circo Romano, así como comer en alguno de sus restaurantes o cafés, donde debes pedir el típico kavarma, un guisado de carne o pollo con verduras y queso. Sino tienes mucha hambre, prueba el banitsa, un hojaldre tipo empanada relleno de espinacas.

Planea tu viaje a Bulgaria y descubre Plovdiv. Aquí podrás consultar sus actividades que tendrán durante el año con motivo de su nombramiento como Capital Cultural.