Hacienda Sepulveda
- Publicidad -

De Colima a Jalisco y hasta Veracruz. Elige un destino y hospédate en una de estas hacienda de lujo.

Como Rey en Jalisco

A unos cinco kilómetros de Lagos de Moreno, Jalisco, se construyó la Hacienda Sepulveda que data de 1684. Anteriormente se dedicaba a la ganadería, pero hace apenas una década fue restaurada para convertirla en un hotel boutique de tan sólo 23 habitaciones. Pese a que cuida su esencia rural, su decoración se basa en muebles de época, piezas antiguas y objetos traídos de otros países, como el cuadro del Tíbet que se encuentra en la recepción.

Vale la pena dedicarse una tarde a la contemplación del atardecer acompañados de un tequila y alguna especialidad de su chef. Todas las habitaciones tienen personalidad propia y chimenea. Además tiene spa.

- Publicidad -

Lee: En este lugar nacieron las tradicionales piñatas mexicanas

La estrella de Cuernavaca

Al llegar quien te dará la bienvenida será uno de sus más de tres pavo reales y un frondoso jardín con flores multicolor. Ahí, en medio de todo este encanto, se presenta la Hacienda de San Antonio del Puente, localizada a unos minutos de la ciudad de Cuernavaca. Su historia inició como un ingenio azucarero en el siglo XVIII, posteriormente fungió como productora de alcohol de caña. Hasta mediados del siglo pasado comenzó a ofrecer sus servicios para atender a huéspedes distinguidos.

Posee 148 habitaciones y luego de llegar y de recibirte en tu cuarto con vino tinto y aperitivos, puedes caminar entre sus jardines, descansar en medio de los árboles o esperar que llegue la tarde en su piscina edificada sobre la base de un viejo acueducto. No te pierdas caminar por su túnel subterráneo iluminado por lámparas.

Paisajes colimenses

La Hacienda de San Antonio está rodeada por los volcanes de Fuego y el Nevado de Colima. Data de 1879, cuando don Arnoldo Vogel, un inmigrante alemán y su esposa de origen mexicano, doña Cleotilde, exploraron el territorio e inmediatamente supieron que era perfecto para cultivar café y caña de azúcar.

Lee: La cervecería que se convirtió en un lujoso hotel

Aquí los gorriones trinan desde que aparecen los primeros rayos del sol. Levantan el vuelo y juguetean entre los arcos de piedra volcánica del acueducto. Esta hacienda ha hospedado a personalidades de la política internacional y hasta estrellas de cine. Además podrás montar a caballo o hacer caminatas por los huertos.

 

De Francia para México

Se trata de una antigua finca construida por inmigrantes franceses en el siglo XIX. A tu llegada descubrirás bellos limonares y una vegetación tropical única. Cuenta con exclusivas habitaciones, todas con terrazas privadas y detalles de mobiliario antiguo. En los alrededores del lugar, el ambiente francés es más que obvio.

Todavía se elaboran quesos artesanales, pan de agua en hornos de leña y en las casas privadas la comida tiene un sazón proveniente de la tierra de Voltaire. Maison Coutirier es sinónimo de relajación total y buen gusto. Sus chimeneas antiguas fueron traídas de París.