Shutterstock

No es que esté de moda; es que conocerlas sobre una bicicleta será un descubrimiento tan inolvidable que te juramos que querrás regresar.

1. AMSTERDAM

La capital neerlandesa es conocida mundialmente por su espíritu ciclista; de hecho 40% de su población se transporta pedaleando para ir de la casa al trabajo y viceversa. La ciudad también llamada “la capital de las bicicletas” permite fácilmente alquilar bicicletas en los puntos más importantes como, por ejemplo, las estaciones de trenes. La estación central tiene capacidad para 10 mil bicicletas.

Shutterstock

2. COPENHAGUE, DINAMARCA

32% de las personas en Copenhague se trasladan en bicicleta. Los turistas que visitan esta ciudad disponen de muchas ofertas ciclísticas y lo mejor de todo es que son gratis. Por ejemplo, en el centro de la ciudad encontrarás bicicletas estacionadas que puedes utilizar depositando 20 coronas danesas. Luego podrás recuperarlas cuando la devuelvas en cualquier otro estacionamiento similar. Además, Dinamarca cuenta con semáforos especialmente diseñados para ciclistas, ubicados en las calles más transitadas.

3. BOGOTÁ, COLOMBIA

Un lugar muy apto para recorrer en bicicleta. La mayoría de las personas cuenta con este vehículo y por ello, una vez por semana ­–igual que en CDMX­– cierran más de 70 millas de calles destinadas al tráfico de vehículos en favor de los ciclistas, corredores, patinadores y peatones.

Lee: 5 nuevos patrimonios de la humanidad

4. CURITIBIA, BRASIL

Otra ciudad de la región. Desde hace 40 años las autoridades de esta entidad promueven el uso de este transporte y por eso existen muchos carriles para su uso. Además, hay algunas comunidades que promocionan activamente las ventajas de pedalear en dos ruedas.

Curitiba city; Shutterstock

5. MONTREAL, CANADÁ

En el 2008 Montreal desembolsó 134 millones de dólares para renovar los senderos para bicicletas en la ciudad con el fin de crear un ambiente más agradable para los ciclistas. El plan incluía la incorporación de ganchos cerrojo para bicicletas en todos los parquímetros utilizados para vehículos. Actualmente cuenta con dos mil 400 millas de ciclo-rutas y tiene además la primera infraestructura de bicicletas para uso público anexo al sistema de buses y taxis en Norteamérica llamado programa Bixi.

6. PORTLAND, USA

Esta ciudad ha creado muchas rutas especiales que permiten a los ciclistas acortar distancias respecto a lo que tardarían en automóviles. Además, para quienes no disponen de una bicicleta la ciudad ofrece arrendamiento con tarifas muy convenientes. Se incluye el casco, candado, mapas e incluso un equipo para la lluvia.

Lee: Estas serán las Capitales Europeas de la Cultura en 2019

7. BASILEA, SUIZA

Posee ciclo rutas con carriles para doblar a la izquierda para uso exclusivo de los ciclistas. También cuenta con una potente red de programas de alquiler de bicicletas que permiten a los turistas y residentes recorrer la ciudad con tarifas económicas.

Shutterstock

8. BARCELONA, ESPAÑA

Los ciclistas de Barcelona cuentan con más de 100 kilómetros de carriles especiales y caminos. Cabe señalar que además las ciclo rutas, señalizaciones y mapas especializados que están presentes en las principales ciudades europeas, Barcelona ha creado un anillo verde que rodea el perímetro del núcleo urbano. Si visitas esta ciudad te recomendamos hacer un recorrido guiado en bicicleta que dura entre tres y cuatro horas.

9. BEIJING, CHINA

La bicicleta sigue siendo la mejor manera de moverse en Beijing dado que el tráfico de automóviles es muy lento y congestionado. Además, las autoridades impulsan este medio de transporte porque buscan mejorar la calidad del aire y atraer cada año a más visitantes. Hasta el momento el plan ha dado excelentes resultados.

10. TRONDHEIM, NORUEGA

Antes los ciclistas de Trondheim tenían un gran inconveniente: pedaleaban constantemente cuesta arriba por la geografía de la ciudad. Para solucionar el problema la ciudad creó ascensores de bicicleta. Estos sistemas, que funcionan como los arrastres en las montañas de esquí, permiten que el conductor se deslice por una colina sin tener que pedalear.