- Publicidad -

Después de ver varios episodios de la nueva serie de Marie Kondo en Netflix, A ordenar todo con Marie Kondo, cualquier persona se puede volver un poco adicta al orden. Lo que te llevará a adoptar ciertas técnicas que se pueden aplicar en espacios como nuestra habitación, sala, nuestro escritorio de la oficina o incluso nuestra maleta.

Esta técnica se basa en 5 principios simples sobre cómo elegir los artículos que queremos conservar y que necesitamos, así como en la forma en la que deberíamos guardarlos. En realidad es un proceso sencillo que podemos adoptar en todos nuestros espacios. Esto con el fin de mejorar diversos aspectos de nuestra vida. Incluso al viajar, una maleta con sólo lo necesario y en orden, podría definir la manera en que tomamos el día a día.

Estos consejos pueden resultar de gran utilidad para todos los viajeros al momento de hacer las maletas, sin batallar para que todo quepa o rendirse y pagar equipaje extra en el aeropuerto.

- Publicidad -

Siguiendo las reglas básicas del método Konmarie, el equipo de Skyscanner puso en práctica sus consejos para comprobar el meticuloso arte de hacer maletas y lo compartió con nosotros. ¡Esto te podría cambiar la vida!

1. Saca toda la ropa

Antes de abrir la maleta y guardar todo lo que pensamos que usaremos en nuestras vacaciones, es necesario sacar todas las prendas, zapatos y accesorios que podríamos usar durante el viaje. El primer paso es apilarlo todo en nuestra cama o sillón con el objetivo de tener un panorama global de toda la ropa y artículos que podríamos necesitar.

Lee: ¿Cómo lograr que hacer la maleta no sea una tortura?

2. Es momento de decidir qué llevarás

El segundo paso es comenzar a pensar en los looks del viaje. Toma en cuenta la ropa, así como los accesorios y zapatos —y no olvides considerar los factores como el clima o las actividades por realizar-.

En este punto empezarás a tener dudas respecto de algunas de las prendas que consideraste como opciones para el viaje. Nuestro consejo es ¡si lo piensas dos veces, no lo empaques! Muchas veces llevamos ropa de más que no usamos y que ocupa precioso espacio (y peso), el cual estaría mejor aprovechado con souvenirs del viaje.

3. La clave del éxito al empacar: prendas básicas

Muchas veces al empacar llevamos prendas voluminosas o accesorios estorbosos. Cuando se trata de viajar, lo mejor es utilizar prendas básicas que se puedan doblar de forma sencilla y que no ocupen tanto espacio. Llevar este tipo de prendas te permitirá hacer más combinaciones y no perder valioso tiempo de tus vacaciones.

Lee: Nunca es tarde para empezar a viajar

4. A doblar se ha dicho

Una vez que hayas armado los looks y descartado la ropa que no usarás, es momento de doblarlo todo usando la técnica Konmarie: en vez de apilar todas las prendas de forma horizontal en tu maleta, lo más recomendable es hacerlo de forma vertical, tratando de que cada columna quede en forma de paquetito. Si ya viste la serie de Marie Kondo, entenderás el concepto, sino lo has hecho aún te la recomendamos para entenderlo al cien.

Lo más recomendable al organizar la ropa dentro de tu maleta es designar un espacio exclusivo por categoría de prenda, topsbottoms y undies, ésta última la puedes dejar al final ya que ocupa un espacio mínimo. Por otro lado, si quieres empacar prendas más delicadas o voluminosas como camisas, chamarras o vestidos, lo más recomendable es colocarlas en la parte superior de la maleta, encima de las demás prendas, para darles mayor espacio y evitar que se arruguen de más.

 5. Komono

Marie Kondo se basa en el concepto de Komono cuando se trata de organizar artículos pequeños. Muchas veces guardamos entre la ropa objetos pequeños como cargadores, artículos de baño, maquillaje y otros accesorios para que no se dañen.

Para evitar situaciones trágicas, hay que designar un espacio especial al interior de la maleta utilizando pequeños organizadores hechos de un material flexible en donde se puedan guardar todos los artículos pequeños o frágiles.