museos del vino
- Publicidad -

Pocas bebidas desatan tantas pasiones como el vino. Si tú eres una de esas personas que no se pueden rendir ante sus encantos, estos museos del vino son recorridos indispensables si visitas las ciudades en las que se encuentran.

La Cité du Vin, en Burdeos, Francia

Este lugar es un indispensable, de entrada por su arquitectura e interiorismo. Este lugar está dedicado a celebrar el vino como patrimonio de la humanidad, y cuenta con más de 3,000 metros divididos en 19 módulos temáticos en los que se explica la historia, producción e importancia del vino. Si lo visitas, no te pierdas la boutique, en la que encontrarás toda clase de artículos y souvenirs para los enófilos de tu vida.

Museo Vivanco de la Cultura del Vino, en Rioja, España

- Publicidad -

En cuatro mil metros cuadrados y seis salas de exposiciones y un jardín impresionante que reúne una colección de más de 200 vides,  este museo explora el vino como elemento civilizador. Este es un excelente lugar para conocer la historia de la bebida.

Koutsoyannopoulos Wine Museum, en Santorini, Grecia

Ubicado en una cueva ocho metros bajo tierra, este museo de la familia Koutsoyannopoulos tardó 21 años en consolidarse. Aquí, los visitantes pueden conocer las vidas de los productores en Santroini desde 1600. Entre los highlights están máquinas de producción de antaño. Es una experiencia imperdible para

View this post on Instagram

Cave Stone Tunnel #santorinihistory #winemuseum #santorini

A post shared by Koutsoyannopoulos_Wine Museum (@koutsoyannopouloswinemuseum) on

Desmond Castle and International Museum of Wine Exhibition, en Cork, Irlanda

El nombre de este lugar es engañoso, pero es un gran lugar para conocer la historia del vino irlandés. Vale la pena visitarlo, sobre todo porque se encuentra dentro de un castillo, atractivo incluso para quienes no tienen mucho interés en pasar unas horas de su viaje viendo vinos. Desde 1938, este lugar se considera un monumento nacional.

Museo del Vino de la Fundación Lungarotti, en Torgiano, Italia

Como buen lugar italiano, este lugar sorprende desde su diseño. Aquí, el arte, la historia y el vino se mezclan para presentar a los visitantes un panorama único de la evolución del vino italiano. El lugar es una joya para amantes de lo antiguo, pues tienen una colección imperdible de artefactos utilizados a través del tiempo.

View this post on Instagram

#historical archives

A post shared by Lungarotti Winery Umbria (@lungarottiwine) on