(Templo de la Purísima Concepción) in Real de Catorce, San Luis Potosi, Mexico.; Shutterstock
- Publicidad -

Real de Catorce es un pueblo mágico ubicado en el altiplano central de San Luis Potosí. Su nombre de “Real” es porque todas las zonas mineras pertenecían al Rey de España, y “Catorce”, por una banda de salteadores que en algún momento se apoderaron de la zona.

La única forma en la que se puede llegar es por carretera. Debes viajar hasta San Luis Potosí y tomar la desviación a Matehuala hasta encontrarte con un camino empedrado, rodeado por un bosque de yucas y biznagas de cabezas rojas que te escoltarán hasta la puerta del túnel de Ogarrio. Esa será la única señal existente en el desierto de que llegaste a Catorce, como le dicen sus lugareños.

“Del otro lado está el pueblo mágico”, leerás en algunos letreros de madera escritos a mano que rodean la entrada del túnel que tiene 2.5 kilómetros aproximadamente de largo. Si quieres incrementar la experiencia, puedes contratar los servicios de un guía para que mientras viajas por él, te platique su historia.

San Luis Potosi, Mexico.; Shutterstock

Caminata histórica

- Publicidad -

La calle principal se llama Lanzagorta, está empedrada como la mayoría de las calles y algunas se conservan en terracería. Baja por ella y detente en La Casa de Moneda -señalada con una placa- donde se acuñaron un millón y medio de reales, lo que la hacia un atractivo muy visitado por extranjeros.

Lee: 5 escapadas de fin de semana cerca de la CDMX

En su interior hay fotografías que dan fe de ello. Casi frente a ella, está la Parroquia de la Purísima donde se encuentra el milagroso San Francisco de Asís. Entra y escucha la leyenda que cuenta que todos los años y días antes de su festividad (4 de octubre), le cambian su traje y le ponen guaraches nuevos porque se los gasta, ya que por las noches, se levanta a cumplir milagros.

Unos pasos más adelante está el restaurante Mesón de la Abundancia, pide la pizza de cabuches (la flor del cactus biznaga), el sabor es agridulce y la consistencia es muy suave, similar a la flor de calabaza. Después de este tentempié, camina hacia la Capilla de Guadalupe y su Plaza de Toros, dos de las atracciones más antiguas de Catorce. La primera guarda en su interior una colección de pinturas religiosas del siglo XIX y la segunda conserva algunas estructuras antiguas.

Lee: El primer Pueblo Mágico Sustentable de México

De regreso, aprovecha y conoce la Casa Mendizábal, que fue una de las boutiques más importantes de la época ya que aquí llegaban todo los insumos de España. Desde este lugar se puede observar una panorámica general de la ciudad color arena, como si estuviera tallada entre las montañas desérticas y se perdiera en el contraste de los cactus y cientos de plantas endémicas de este ecosistema.

Sube a Wirikuta

Levántate temprano y toma uno de los dos tours hasta El Quemado, lo puedes hacer a caballo o en uno de los jeeps (usados en la posguerra) llamados willies. Los recorridos son de tres horas aproximadamente. Mientras subes y bajas la montaña, conocerás la flora característica del lugar. Entre las cactáceas que te encontrarás están el peyote, que dicen, hay más de 2 mil variedades y algunos de ellos hasta venenosos. La subida se hace en círculos por caminos muy estrechos. Al llegar a El Quemado, deberás subir a pie por una montaña de piedras para llegar hasta su mirador, no olvides la cámara para llevarte la mejor panorámica de Real de Catorce. www.visitasanluispotosi.com

Dónde Dormir:

El Mesón de la Abundancia en un hotel que fue construido en 1863 como tesorería y hoy restaurado como hotel boutique. Cuenta con restaurante y ofrece recorridos en bicicleta.